Club Tragon   Sub head    
 
 
HISTÓRICO
 
Cenas del año 2018
Cenas del año 2017
Cenas del año 2016
Cenas del año 2015
Cenas del año 2014
Cenas del año 2013
Cenas del año 2012
Cenas del año 2011
Cenas del año 2010
Cenas del año 2009
Cenas del año 2008
Cenas del año 2007
Cenas del año 2006
Cenas del año 2005
Cenas del año 2004
Cenas del año 2003
Cenas del año 2002
Cenas del año 2001
Cenas del año 2000
Cenas del año 1999
Cenas del año 1998
Cenas del año 1997
Cenas del año 1996
Cenas del año 1995
Cenas del año 1994
Cenas del año 1993
Cenas del año 1992
Cenas del año 1991
Cenas de años anteriores
 
LA ÚLTIMA CENA EN ...
 

CLUB 31

 
Calle: Calle Jovellanos, 5. Zona Centro. Madrid.
Teléfono: 91 434 70 38
Web: www.restauranteclub31.es
Fecha: 26 de octubre de 2018 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN:
Cocina internacional.
 

"El antiguo Club 31 estaba situado en la calle Alcalá, esquina con la Plaza de la Independencia. Fue inaugurado en 1959. Clodoaldo Cortés, un profesional formado en el Hotel Ritz de Madrid y en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla. Clodoaldo Cortés era también el alma y propietario de otro de los grandes de Madrid, Jockey. El Club 31 era uno de los puntos de encuentro de la alta sociedad nacional e internacional, así como uno de los centros neurálgicos del mundo de los negocios. Su prestigio y reconocimiento le hicieron contar entre su clientela con muchas caras conocidas del mundo de las artes, la política y los círculos financieros. Considerado durante décadas como uno de los templos de la gastronomía madrileña, la cocina internacional del Club 31 ofrecía platos emblemáticos que todavía hoy permanecen en la memoria de muchas personas, como los callos, el consomé gelée, el steak tartar, los huevos Club 31 o el solomillo Strogonoff. Hoy día, su jefe de cocina, Antonio Schmidt, consigue una cocina en la que se combinan los platos clásicos de la casa con las propuestas más innovadoras del mercado y donde la materia prima de calidad es protagonista. Herederos del espíritu y del buen hacer del inolvidable restaurante de la calle Alcalá, ahora en su nueva ubicación de la céntrica calle Jovellanos, 5, justo enfrente del Teatro de La Zarzuela, encaran esta nueva etapa con muchas ganas, alegría e ilusión, pero siendo realistas y adaptándose a los nuevos tiempos que corren. Su mayor deseo es que la gente se quite la corbata y disfrute del buen comer."

(Información extraída de su página web)

 
Fundado: 1959, cerrado en 2012, reabierto en 2016
Propietario: NUEVO CLUB 31 S.L.
Dirección Pilar Peña Delgado
Chef: Antonio Schmidt
Jefe de sala: José Luis Gil
Sumiller:  
Interiorismo:

 

El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 60,00 €.

 
COMENTARIOS:

Entorno: En pleno centro de Madrid, junto al Palacio del Congreso. Difícil de aparcar.

Las cañas: Las tomamos en la mesa del restaurante. Fueron cinco copas a 4,20 € cada una. De aperitivo pusieron yuca.

Nombre: Club 31. Ignoramos por qué.

Carta en la web: Si, con precios con el I.V.A. incluido. En la web, en la galería, se pueden observar fotos de algunos de los platos.

Carta de vinos en la web: No tiene.

Local: Está situado frente al Teatro Real en una zona muy difícil de aparcar. La entrada está flanqueada por dos rótulos iguales, de color negro, con el nombre del restaurante en letras blancas. Dentro está dividido en varios comedores. La decoración es sencilla. Las paredes están forradas de papel con figuras en dos tonos beige, su parte inferior está ocupada por un zócalo de madera de aproximadamente un metro de altura también en ese color. La iluminación es correcta y esta proporcionada por focos en el techo y lámparas en las paredes. Algunas de ellas le dan un toque vanguardista por sus colores negros o amarillos pero en general se respira un aire entre moderno y clásico. Los techos son de color blanco y el suelo de tarima o parquet. Las mesas, amplias, están suficientemente separadas y usan sillones alargados en vez de sillas. Estos están tapizados en tonos marrones claros acordes con el ambiente general aunque hay algún cojín marrón oscuro. Los manteles son blancos al igual que las servilletas. La vajilla moderna, pero toda de un color blanco clásico. La cubertería normal. Ponen copas para el vino y vasos en forma de copa sin pie para el agua. La ocupación no llegaba a un tercio.

Comensales: Cinco. Antonio de la Poza, Justo, Carlos, Raul, y Antonio Arnáiz. Faltaron Ricardo y Antonio Ávila.

Pan: Son dos rebanadas de pan de semillas, una blanca y otra integral. Junto con el aperitivo lo cobran a 4,50 €, que con el descuento se queda en 3,15 €. Algo excesivo a mí entender.

Aperitivo:

Crema de verduras y boniato: Lo sirven en una especie de bol alargado. El predominio del boniato le da a la crema su color anaranjado. Se decora con unas hojas verdes por encima. Buena.

Entrantes:
Se pidieron tres. Sirven una porción de cada uno de ellos en platos individuales para cada comensal.

Ensaladilla con ventresca y langostinos: La traen en un plato llano blanco. En el centro una porción de ensaladilla con sus tiritas de pimiento morrón por encima. En lo alto, clavados, un sólo langostino y una lasca de melva. Estaba entre aceptable y muy normalita. Se pidió un plato a 17,00 €. Con el descuento se queda en 11,90 €.

Raviolis rellenos de rabo de toro: Al parecer en el plato vienen tres. Sirvieron uno a cada comensal con su salsa por encima. Estaban buenos, ricos. La ración la cobran a 18,00 €. Es decir a 6,00 cada pieza de ravioli. Como éramos cinco, nos cobraron 30,00 € por el plato. Con el descuento se quedan en 21,00 €.

Pulpo asado acompañado con parmentier: Ponen unas rodajitas con un poco del puré en cada plato. El pulpo estaba bien de sabor pero algunos trozos muy salados. Se pidió una ración a 23,00 € que con el descuento se queda en 16,10 €.

Principales:

"Huevos Club 31": Lo sirven en un plato hondo de color blanco. Son dos huevos poché sobre un nido de tallarines en salsa. Muy buenos. En su punto y contundente ración. Se pidió una a 23,00 € que con el descuento se queda en 16,10 €.

Lenguado Menier: Este plato fue compartido junto con el rodaballo con setas y salsa de trufa. Lo sirven en un plato llano. A un lado, ocupando la mitad de este, está el lenguado Menier. Al otro lado una porción más pequeña de de rape, las setas cortadas en trozos, un poco de patata asada y algo de la salsa de trufa. El lenguado estaba bien, correcto. Se pidió un plato a 28,00 €. Con el descuento se queda en 19,20 €.

Rodaballo con setas y salsa de trufa: Como se ha dicho fue compartido con el lenguado Menier. El rodaballo bien pero la salsa era fuerte y disfrazaba, hacía desaparecer en parte, el sabor del pescado. Se pidió uno a 26,00 €. Con el descuento se queda en 18,20 €.

Suprema de rape con verduras y salsa Merit: La sirven en un plato llano blanco. El rape, cortado en rodajas, se distribuye en semicírculo alrededor del plato. Completan el arco un poco de coliflor y brócoli. Por encima del pescado la salsa Merit a base de ajo, perjil, sal, vino blanco y aceite de girasol. El rape jugoso. Todo bien. Se pidió una a 24,00 €. Con el descuento se queda en 16,80 €.

Solomillo de vaca rubia, salsa Périgourdine y pimientos de Piquillo: Se presenta en un plato llano. A un lado está el solomillo cubierto por la salsa originaria de la región francesa de Périgord. Al lado tres pimientos de Piquillo. Buena. Se pidió uno a 25,00 €, en la carta pone 26,00 €. Con el descuento se queda en 17,50 €.

Postres:

Crepes Suzette: Los preparan directamente delante de nosotros. Para ello traen una mesa con un hornillo de cobre a gas y todo lo necesario. Ponen la sartén al fuego con un poco de mantequilla moviéndola para que se derrita. Una vez liquida añaden un buen chorreón de licor Grand Marnier, remueven la mezcla un rato y girando levemente la sartén prenden fuego quemando el alcohol. A continuación, sobre la sartén, echan azúcar y otros ingredientes apagando el fuego del interior de la sartén. Ya está lista la base. Ahora cogen los crepes, tres por comensal, los remojan en la salsa en la sartén, los doblan en cuatro partes y los dejan hacer. A continuación los sirven en un plato. Muy ricos y vistosa la preparación. Se pidieron tres, cada uno a 15,00 €. Con el descuento se queda en 10,50 € cada plato.

Brownie de chocolate con helado: Lo traen en un plato llano blanco. Sobre la porción de brownie se sitúa una bola de helado cubierta por la salsa de chocolate que se esparce por el plato. Bueno. Se pidió uno a 9,00 €. Con el descuento se queda en 6,30 €.

Copa de Tiramisú: Lo traen en un vaso con forma parecida a una copa. Estaba muy bueno, para el que lo pidió fue lo mejor de la cena. Se tomó uno a 10,00 €, en la carta pone 9,00 €. Con el descuento se queda en 7,00 €.

Cafés e infusiones:

Se tomaron tres infusiones y dos cafés, todos ellos a 3,00 €. Para acompañar sirvieron un platito con cinco pastas con chocolate con forma de luna, normalitas, y otras cinco piezas, sin forma definida, de chocolate negro que estaban bien.

Vinos:

Naia crianza 2017: Vino blanco con denominación de origen Rueda. De las bodegas de Naia, (www.bodegasnaia.com). Elaborado con uvas Verdejo 100%. Crianza en barricas 100% de roble francés de tostado ligero y medio. Tomamos dos botellas a 22,00 € cada una. Bueno. El precio aproximado de coste al público en la calle es de 8,00 € la botella. El restaurante multiplica casi por tres el precio de venta en un comercio. El vino pedido no fue este. Inicialmente se pidió Goleta Azul Naia de 2014 cuyo precio es de de 19,00 € pero sirvieron Naia 2017. Sin embargo en la factura figura Naia 2014.

Tagonius roble 2014: Vino con denominación de origen Madrid. De bodegas Tagonius (www.tagonius.com). Está elaborado con uvas de las variedades Tempranillo 10%, Cabernet Sauvignon 25%, Syrah 40% y Merlot 25%. Envejece durante siete meses en barricas de roble francés y americano. Permanece luego un año en botella. Bueno. Bebimos una botella a 20,00 €. El precio aproximado de venta al público en una tienda es de 10,00 € la botella. El restaurante duplica el precio de venta en un comercio.

Copas: No nos ofrecieron chupitos.

Servicio: Profesional. Sirven los platos rápidamente. A tener en cuenta que sólo estaba ocupado un tercio. Las cervezas las sirven en copas en las que figura propaganda de la marca de cerveza, detalle impropio en un restaurante en el que, por lo que he leído, no permiten acceder con calzado deportivo. Los camareros van correctamente uniformados.

Descuentos: Al ir a través de "eltenedor" nos hicieron un descuento del 30% sobre los platos de la carta. Un 23,30% real sobre la cena sin copas. El ahorro fue de 84,75 €, lo que supone 16,95 € por comensal. Sin el descuento la cena habría costado 65,70 € sin las cervezas.

Porcentajes: Del total del precio en factura de la cena, sin incluir las cañas ni las copas, aproximadamente el 70,7% corresponde a la comida y el 29,3% a la bebida.

La carta y la factura: Ambas contienen los precios con el I.V.A incluido. Hubo errores, en la carta el precio del solomillo figura como 26,00 € y en la factura como 25,00. Igualmente con el Tiramisú. En la carta pone 9,00 € y en la factura pone 10,00€. El resultado final es el mismo.

Comentario final: Restaurante espacioso y bien iluminado, sitio agradable y tranquilo. Servicio profesional. Platos correctos. Mesas amplias y separadas adecuadamente. Errores en la factura. Precios altos, incluso con el descuento.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Rau
Ric
-
6
8
9
7
7
-
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

7,40

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
55,95 €
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Antonio de la Poza.
 
 
La carta (26/10/2018):
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Crítica de Metrópolis
 
 
Actualizada el 9 de octubre de 2018
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 
 
VISITA Nº