Club Tragon   Sub head    
     
 

EL LLAR

 
Calle: Fernandez de los Rios, 11. Zona Chamberí. Madrid.
Teléfono: 91 593 83 16
Web: No dispone
Fecha: 24 de junio de 2016 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN:
Cocina asturiana.
 

Restaurante asturiano de toda la vida situado en el barrio de Chamberí. Con cocina asturiana casera y tradicional. Entre sus platos destacan el chorizo a la sidra, el revuelto de erizos, los percebes, las andaricas, etc..., aunque lo recomendado es el pote, las fabes con almejas y la fabada. Con una decoración sobria destaca un mural de azulejos con el mapa de Asturias. Tienen sidra natural. Cuenta con un salón principal y otro más pequeño. Coma en Asturias sin salir de Madrid es la frase que lo caracteriza.

 
Fundado:

En 1988 por Ramón Álvarez

Propietario: Hilario Aires
Dirección Hilario Aires
Chef: Hilario Aires
Jefe de sala: Hilario Aires
 
El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 30 €.
 
COMENTARIOS:

Entorno: Está situado en el distrito de Chamberí, cerca de la plaza de Quevedo.

Las cañas: Las tomamos en la terraza del bar De Luis, justo al lado. Pusieron de aperitivo con las primeras cañas dos platitos de pollo frito. Las siguientes cañas tuvimos que pedirlas dentro, sacarlas fuera nosotros mismos y encima no pusieron aperitivo.

Nombre: En Asturias y Cantabria la palabra llar, según la R.A.E., es un fogón de la cocina. Por tanto el "El Llar" significa el fogón.

Carta en la web: No tiene web.

Carta de vinos en la web: No tiene web.

Local: La fachada del restaurante es de ladrillo visto con la puerta de entrada a la izquierda. A la derecha tiene dos ventanas, la primera, más cercana a la puerta, se usa para exponer el género a los viandantes, la segunda, con cristal ahumado, es la que da un salón reservado. Nada más entrar hay un pequeño bar que se usa como punto de encuentro de comensales. A continuación se encuentra el salón. A la izquierda hay entradas al reservado y a un pasillo que lleva a las cocinas y a los servicios. Nos situaron al fondo, en una mesa redonda junto a la esquina. El local está decorado de forma sencilla e incoherente con cuadros y esculturas metálicas en los lienzos. En uno de ellos hay un plano de la comunidad asturiana hecho de azulejos. Las paredes y el techo son blancos. Las paredes terminan en un zócalo de madera de aproximadamente un metro de altura, de color azul pastel, que protege la pared de los golpes de mesas y sillas. Las columnas metálicas y los biombos están pintados de negro. La iluminación es correcta y se consigue con focos incrustados en el techo. El suelo es de terrazo con granitos en tonos negros y grises. Las mesas redondas y cuadradas. Las sillas rusticas de madera con asiento acolchado. El espacio entre comensales justo pero correcto. El mantel de color gris y las servilletas blancas. Pusieron copas pequeñas para el agua y grandes para el vino. La vajilla de loza con el logotipo del restaurante. El local estaba a un tercio de su capacidad.

Comensales: Estuvimos los siete. Raúl, Justo, Antonio Arnaiz, Antonio de la Poza, Carlos, Ricardo y Antonio Ávila.
Pan: Es un bollito con corteza crujiente y miga adecuada. Lo cobran, junto con el aperitivo, a 1,0 € por persona.
Aperitivo:
Queso "La Peral": Pusieron dos platitos con una porción de queso, para untar, en cada uno. Muy bueno y suave.
Entrantes:

Croquetas Llar: Las traen en platos. Son croquetas de cocido, de tamaño mediano, fritas al límite sin llegar a quemarlas. Entre buenas y normalitas. Se pidió suficiente para que las probásemos todos. La ración la cobran a 7 €, no sabemos cuántas croquetas entran en la ración, ni cuántas raciones nos pusieron en los dos platos que nos sirvieron, en total 17 croquetas. Las cobraron a 11 €. Cada croqueta sale a 0,65 €.

Revuelto de Oricios: Lo sirven en dos platos llanos. Aunque de aspecto compacto, se ve que está revuelto y no mezclado al distinguirse los colores blancos de la clara, amarillos de la yema y anaranjados del erizo de mar. Estaba muy bueno. Se pidieron dos raciones, cada una a 12,00 €.

Fabes con almejas: Las sirven al centro de la mesa en una cazuela de barro. Estaban buenísimas, mantecosas y muy tiernas. Las almejas frescas y sabrosas. Estupendas. Se pidió un plato suficiente para que lo probásemos todos. La ración la cobran a 12,00 €, la cazuela que nos pusieron la cobraron a 16,00 €.

Segundos:

Lenguado de roca: Lo sirven individualmente a cada uno en una fuente. Las raciones eran desiguales. Estaba muy bueno aunque escaso de sal. Se pidieron dos platos a 18,50 € cada uno.

Filete de merluza a la bilbaína: Lo presentan igualmente en una fuente individual. En esta ocasión corresponde a la parte de la cola de la merluza. Por encima lleva láminas de ajos fritos. La presentación no es adecuada ya que hay exceso de aceite en el plato, sin embargo estaba muy buena de sabor. Se pidió una ración a 17,00 €.

Chuletitas de cordero: También las sirven en una bandeja. Son siete chuletitas hechas al estilo clásico. Sin nada que destacar. Se pidió una ración a 13,00 €.

Churrasco de buey: Lo presentan en un plato llano. Es una pieza de lomo alto. Está bien preparada pero la carne es normal. Se pidió una ración a 19,00 €.

Fritos de pixín (rape): Es un plato típìco asturiano que consiste en porciones de repe rebozadas. Se acompaña con ensalada y lo sirven en una fuente. Estaban muy buenos. Se pidieron dos platos 19,50 € cada uno.

Patatas fritas: Pusieron en medio de la mesa una fuente de patatas fritas caseras en láminas. No sabemos a qué plato acompañaban ya que salvo los fritos de pixin, los demás platos venían sin guarnición. Probablemente es para compartir entre todos los platos. Estaban muy buenas.

Postres:

Helado de turrón: La presentan en un bol negro. Son dos bolas de helado. Estaban buenas. Se pidieron dos postres, cada uno lo deben cobrar a 4,00 €.

Piononos de Santa Fe con helado de vainilla: Lo sirven en un plato llano de postre. Son tres piononos y en medio una bola de helado de vainilla. Son los originales y estaban muy buenos. Se pidió un plato, lo deben cobrar a 4,00 €.

Barreña: Lo sirven en un plato llano. Consiste en un postre a base de requesón, leche y azúcar batido y presentado en un plato con algo decorativo. En este caso parece unas gotitas de caramelo. Estaba muy ácida y no gustó. Se pidieron dos platos a 4,00 € cada uno.

Arroz con leche: Lo sirven en un bol. Lleva por encima la capa de azúcar quemada típica del arroz con leche asturiano aunque sin cristalizar. Bueno. Se pidió uno a 4,00 €.

Tarta de Santiago bañada en Oporto: Traen la porción en un plato llano de postre, ya en la mesa le hacen unos cortes con un cuchillo para que se empape mejor con el vino que vierten por encima. Muy buena. Se pidió una, la deben cobrar a 4,00 €.

Cafés e infusiones:

Se tomaron seis cafés y una infusión. Cada bebida sale a 1,50 €.

Vinos:

Terras Gauda 2015: Vino blanco con denominación de origen Rías Baixas, de las bodegas Terras Gauda, (www.terrasgauda.com). Elaborado con uva Albariño, Caiño blanco y Loureiro. Muy bueno. Pedimos dos botellas a 18,00 € cada una. El precio aproximado de venta al público en una tienda es de 12,50 € la botella, por lo que el restaurante lo vende aproximadamente un 50% más caro que el precio de venta al público en un comercio.

Beronia crianza 2012: Vino tinto con la denominación de origen Rioja. De las bodegas del mismo nombre, (www.beronia.es). Está elaborado con uvas Tempranillo 82%, Garnacha 14% y Graciano 4%. Pedimos dos botellas, el precio en la carta es de 12,00 € cada una. El precio aproximado de venta al público en una tienda es de 7,00 € la botella, por lo que el restaurante aproximadamente lo vende un 70% más caro que el precio de venta al público en un comercio.

Copas: Invitaron a chupitos y luego dejaron una botella de aguardiente de sidra.

Servicio: Amable, correcto y eficaz. A demás del dueño, que ejercía de maître, había dos camareros sirviendo las mesas.

Porcentajes: Del total del precio en factura de la cena, sin incluir las cañas, el 70,1% corresponde a comida y el 29,1% a bebida.

La carta y la factura: Ambas contienen los precios con el I.V.A incluido, como debe ser. En la factura se agrupan los postres y las bebidas en dos líneas impidiendo determinar el coste de cada producto.

Comentario final: Restaurante de comida asturiana con un gran salón y un pequeño reservado, sin decoración definida. Trato familiar. Servicio amable, correcto y eficaz. Compran a diario en el mercado y no hay todo el género que figura en la carta. Platos con presentación sencilla y bien elaborados. Aforo de un tercio. En la factura no se detallan todos los conceptos. Los precios figuran con el I.V.A. tanto en la carta como en la factura.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Rau
Ric
7
7
8
6
8
7
8
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

7,29

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
42,50 €
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Ricardo.
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (24/06/2016):
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Crítica de metrópoli
 
 
Actualizada el 8 de julio de 2016
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image