Club Tragon   Sub head    
     
 

EL GATO CANALLA

(Hotel Indigo Magrid Gran Vía)

 

Calle: Silva, 6. Zona Centro. Madrid.

Teléfono: 91 200 85 85
Web: www.elgatocanalla.com
Fecha: 22 de abril de 2016 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN:

Cocina de autor. Neocastiza.

 

"El equipo de cocina crea propuestas diferentes, como su particular bocata de calamares de la Plaza Mayor, que en sus manos se transforma en chipirones a la romana en pan de focaccia y ali-oli de tinta de calamar. Un invierno sin caldo de cocido no es invierno en Madrid, pero, ¿qué tal si le añadimos huevo a baja temperatura y picadillo de ibéricos?; ¡sin duda se trata de una propuesta original! También las carnes son cómo siempre has probado, pero de una forma que nunca podrías haber soñado: el rabo de toro en “El Gato Canalla” ya no es un plato pesado, se ha transformado en mini rollitos de rabo de toro y peras confitadas con reducción de vino dulce de Madrid; y las tradicionales albóndigas ahora son albóndigas de rabo de toro de lidia en jugo de chocolate y gnocchis fritos. Además, todas las propuestas que encuentres en este restaurante las podrás saborear tanto en ración como en tapa, para que decidas si quieres saciarte con un sólo plato o si quieres probar toda la carta. No te desvelamos más, lo mejor es que te animes y vengas a disfrutar de lo que siempre has comido de una forma que nunca has imaginado."

(Información extraída de su página web)

 
Fundado:

2015

Propietario: Hotel Indigo
Dirección  
Chefs: Julio López y Rikardo Robles
Jefe de sala:  
 
El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 30 €.
 
COMENTARIOS:

Entorno: Está situado en pleno centro de Madrid, muy cerca de la Gran Vía y al lado de Callao. Zona de difícil aparcamiento, incluso en un parking.

Las cañas: Las tomamos en un bar gallego, O'Faro Finisterre, situado en la cercana plaza de Santo Domingo. Fueron en total cinco cañas, a 1,20 € cada una. Pusieron como tapa, para las tres primeras, un par de panecillos por caña untados con diversas ensaladillas y para la segunda ronda un plato con aceitunas.

Nombre: Se conoce como “gatos” a los nacidos en Madrid, aquellas personas de impronta castiza y tradición castellana. Los “gatos” son chulos y de porte elegantes. “Canalla” define a todos aquellos irreverentes y provocadores que no siguen el camino preestablecido. “El Gato Canalla” de Hotel Indigo Madrid – Gran Vía, por tanto, no podía ser otra cosa que una propuesta gastronómica que parte del recetario tradicional madrileño, pero con un giro sorprendente en todos sus platos y propuestas culinarias.

(Información extraída de su página web)

Carta en la web: Si, con algunas fotos, con precios, aunque inferiores a los de la carta y con el I.V.A. incluido.

Carta de vinos en la web: No.

Local: Está situado en la primera planta del hotel Indigo Madrid Gran Vía. Se accede por la entrada del hotel a través de unas escaleras situadas a la izquierda del bar. Tiene una planta en forma de "L" envolviendo a la cocina. Presenta un gran ventanal desde el suelo hasta el techo en el lado que da a la calle y desde donde se puede ver la Gran Vía. Otro ventanal, de similares características permite, desde el salón, ver la recepción. La decoración es moderna. Las paredes y las columnas están empapeladas con estampados en tonos marrones. En una de las paredes hay un gran cuadro con marco metálico y cristal con un plano antiguo de Madrid. La iluminación nocturna se consigue principalmente con lámparas cilíndricas, anchas y cortas casi pegadas al techo, con tulipas doradas y marrones. El techo es blanco y en las uniones con los elementos verticales alberga luces indirectas. El suelo, en tonos claros de madera, imita a una tarima. Las mesas rectangulares, a excepción de la redonda en la que cominos, son de madera oscura tipo wengué. Las sillas, modernas, también del mismo tono, al igual que los muebles y los percheros. Los asientos y espalderas están forrados de tela en color beige. La mantelería es blanca, como la mayor parte de la vajilla. Ponen copas para el vino y vasos para el agua. La mesa en la que nos pusieron, de superficie inestable, era adecuada para las seis personas. El espacio entre mesas correcto. El local estaba casi lleno.

Comensales: Seis, Antonio Arnaiz, Justo, Raúl, Ricardo, Carlos y Antonio Ávila.

Pan: Lo pusieron, después de pedirlo, ya comenzada la cena. Consistió en una cesta forrada de tela con seis mini chapatas. Posteriormente se pidió más. Estaba caliente y bueno. Lo cobran en concepto de "cubierto" a 2,00 € por persona.

Aperitivo:

No pusieron. Se pidieron unas cervezas en la mesa previas a la cena y no las acompañaron con nada. Las cervezas fueron tres Alhambra 1925, a 4,00 € cada una y tres La Virgen, a 4,50 € la botella.

Entrantes:

Croquetas de lo más personal XL: Es un surtido de seis croquetas caseras, dos de Jamón ibérico de Guijuelo, dos de crema de boletus al aroma de trufa y otras dos de carabinero. Se presentan en recipiente pequeño, semejante a los que se usan en para escurrir el aceite en las freidoras, sobre una lámina de pizarra que lleva tres gotas decrecientes de salsa, al parecer de pimientos. Y digo al parecer porque se la llevaron antes de poder probarla. Las croquetas desiguales y por lo contabilizado había por lo menos tres de boletus y no distinguimos las de carabineros. Las de jamón buenas. Se pidió una ración a 9,50 €, con el descuento sale 5,60 € y cada croqueta a 0,95 €.

Algo que torear XL: Son seis mini rollitos rellenos de rabo de toro y peras confitadas con reducción de vino dulce de Madrid. Se presenta sobre una superficie de madera con papel para absorber el aceite, al lado un recipiente con el jarabe de vino y ambos sobre una lámina de pizarra. Los rollitos estaban muy buenos aunque a algunos la reducción de vino les pareció solo pasable. Se pidió una a 11,00 €, con el descuento sale 6,60 € y cada rollito a 1,10 €.

Empanadillas picantonas XL: Son seis empanadillas de berenjena rellenas de ternera picante con mahonesa de curry de manzana y caramelo de soja. Se presentan en una fuente sobre hojas. Por encima llevan unas líneas de la salsa mahonesa. Buenas para la mayoríia aunque a uno le pareció que eran normales. Se pidió una ración a 9,50 €, con el descuento sale 5,60 € y cada empanadilla a 0,95 €.

Salmón y cítriicos XL: Tartar de salmón con encurtidos y toques cítricos, guacamole y huevos de pez volador. Lo sirven en un recipiente parecido a una salsera. En el fondo la crema de guacamole, luego el salmón como machacado y en puré, por encima unos brotes y los huevos de pez. Aunque no es la forma de cortar un tartar, estaba muy bueno y fresco. Pedimos una ración a 14,00 €, con el descuento sale a 8,40 €.

Segundos:

Solomillo a la parrilla: Solomillo de buey con parmentier de patata trufada y pimientos de Guernica acompañado de con salsa de Oporto. Lo sirven en un plato cuadrado casi vacío. En la esquina superior derecha un recipiente cúbico con la salsa de oporto y una cucharilla, junto a él, en diagonal, el parmentier en forma de pequeña patata asada, le sigue en línea un solomillito más pequeño que la patata. En la otra esquina superior cuatro pimientitos lo acompañan. La mitad inferior derecha está desolada, solo hay unos brotes, que se asemejan a las ramas en forma de bola que se mueven con el viento en las películas del oeste. Se parece poco al mostrado en la foto de la página web. Los solomillos, pasados, no en su punto, aunque pequeños estaban buenos. Se pidieron cuatro a 21,00 € cada uno. Con el descuento salen a 12,60 €.

Ups !! Se me escapó la tinta: Son chipironcitos de anzuelo rellenos de gambón y micropisto con arroz pillaf en su tinta. Los sirven en una fuentecita presentada en horizontal En el centro, sobre el arroz, tres chipironcitos a la plancha rellenos. Por encima una crema de tinta de calamar y en los extremos calamarcitos fritos. El arroz estaba mal cocido, era un engrudo pastoso. Los chipironcitos, de tamaño desigual, no estaban calientes y en su interior sólo había una crema, nada de una textura que permitiera distinguir el gambón o el pisto. Se le preguntó al camarero el porqué no estaban rellenos de gambón como dice en la carta. Fue a preguntarlo a cocina y amablemente nos dijo algo así como que se habián hecho según la receta. Este fue el peor de los platos que tomamos. Se pidieron dos a 21,00 € cada uno. Con el descuento salen a 12,60 €.

Postres:

La torrija de la abuela Paca: Es una torrija de panettone con helado de mascarpone e higos. Se presenta en un plato de postre cuadrado, en el centro la torrija bañada en jarabe y encima la bola de helado. El panettone es un bollo o pan dulce hecho con masa de brioche y relleno de pasas. La torrija, caliente, está empapada en almíbar lo que le da un excesivo dulzor. El helado bueno. Se tomaron dos a 6,00 € cada una. Con el descuento salen a 3,60 €.

Tiramisú: Se presenta en un vaso. No estaba mal la versión del postre que no se parece al clásico tiramisú. Se tomaron dos a 6,00 € cada una. Con el descuento salen a 3,60 €.

A mi fruta la gusta el mojito: Consiste en una ensalada de frutas con sorbete de mojito. Se presenta en un plato hondo en el que hay trozos de naranja, plátano, fresa y uva. A parte, en un vaso de chupito, el mojito granizado para mezclar con la fruta. Bueno. Se tomó uno a 6,00 €. Con el descuento salen a 3,60 €.

Pasión y pistacho: Brownie de chocolate con helado de pistacho. Se presenta en un bol. El brownie en forma cilíndrica y semi sumergido en salsa. Se tomó uno a 6,00 €. Con el descuento salen a 3,60 €.

Cafés e infusiones:

Se tomaron dos cafés cortados, dos descafeinados y dos infusiones respectivamente a 1,50 €, 1,60 € y 2,50 € cada unidad. Una de las infusiones estaba tibia.

Vinos:

Enate Gewürztraminer 2015: Vino blanco joven, con denominación de origen Somontano, embotellado en la bodega Enate (www.enate.es). Se elabora totalmente con uvas 100 % Gewürztraminer. Muy bueno, frio, a la temperatura adecuada. Pedimos una botella a 19,00 €. El precio aproximado de venta al público en una tienda es de 10,0 € la botella, por lo que el restaurante casi duplica el precio de venta al público en un comercio.

Legaris Roble 2014: Vino tinto con denominación de origen de la Ribera de Duero, embotellado por la bodega Legaris (www.legaris.com). Está 100% elaborado a partir de la variedad de uva Tinto Fino. Bueno. Pedimos una botella a 16,00 €. El precio aproximado de venta al público en una tienda es de 6,50 € la botella, por lo que el restaurante multiplica casi por 2,5 el precio de venta al público en un comercio.

Copas: No invitaron a chupitos.

Servicio: Joven, amable e inexperto. Van correctamente uniformados con camisa azul y pantalones con tirantes negros. Hay retrasos al principio, en los segundos y en los postres. Se pidió agua inicialmente, hasta tres veces, y la sirvieron a los postres. No ponen plato para el pan. Uno de las infusiones estaba templada.

Porcentajes: Del total del precio en factura de la cena, sin incluir las cañas, el 81,0% corresponde a comida y el 19,0% a bebida respectivamente.

La carta y la factura: Ambas contienen los precios con el I.V.A incluido. Los precios de la carta y de la web no coinciden, son más altos lo de la carta. La factura correcta.

Comentario final: Restaurante de hotel con una propuesta muy interesante de comida, como ellos llaman, "neocastiza", que ve limitado su éxito por la mala ejecución de los platos y por un servicio inexperto. Platos desiguales en presentación y elaboración. Algunos difieren estéticamente de los que se ven en la web, y en otros la elaboración no está bien conseguida. La decoración moderna. Distancia en la mesa y entre mesas correcta. Al reservar por medio de "el tenedor" nos ofrecen un descuento del 40% sobre la comida. En la factura final el descuento fue del 32,4%, ahorrando 85,60 €. Sin el descuento la comida hubiera costado 44,04 € por persona.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Rau
Ric
6
6
-
7
6
6
5
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

6,00

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
29,77 €
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Antonio Ávila.
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (22/04/2016):
 
 
Actualizada el 8 de mayo de 2016
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image