Club Tragon   Sub head    
     
 

EL ASTORGANO

 

Calle: Pensamiento, 25. Zona Tetuán. Madrid.

Teléfono: 91 579 62 61
Web: www.elastorgano.es
Fecha: 1 de abril de 2016 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN:

Cocina Española y Leonesa.

 

"El restaurante surge en diciembre de 2010, recuperando la receta tradicional de Maruja Botas, siendo el primero en traer a Madrid el cocido Maragato. Era una comida familiar y también de campesinos, pastores y arrieros allá por la comarca de la Maragatería. No hay acuerdo en su origen pero permanece la fórmula de los tres vuelcos servidos de forma inversa. En el primero nueve distintos tipos de carne, en el segundo garbanzos con repollo y en el tercero la sopa. Y además una carta para disfrutar con otras magníficas propuestas, como sus peculiares Dim Sum de morcilla y manzana, el arroz con cangrejos de río, el bacalao confitado o un exquisito rabo de toro. Y para terminar una gran variedad de postres caseros y una carta de vinos en perfecto maridaje que aumentan el placer de la comida."

(Información extraída de su página web)

 
Fundado:

2010

Propietario: Ana María y Silvia Fuertes Manjón
Dirección Ana María y Silvia Fuertes Manjón
Chefs: Ana María y Silvia Fuertes Manjón
Jefe de sala:  
 
El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 35 a 40 €.
 
COMENTARIOS:

Las cañas: Las tomamos en la barra del bar del restaurante. Fueron seis a 1,30 € cada una y una sin alcohol a 2,50 €. Cuando llegué ya estaban bebiendo cerveza y tenían de aperitivo unas patatas cocidas. Pedí una caña y como suele pasar, a los que consumimos en segundo lugar, no me pusieron tapa. En la segunda ronda pusieron unas aceitunas gordas. Muy buenas.

Nombre: Astorgano, es el gentilicio de los habitantes de Astorga, capital de la Maragatería. El Astorgano, por tanto, hace referencia a un paisano de esa ciudad y por extensión al lugar donde se puede disfrutar de la cocina de esa comarca y de León en general. Aunque las dueñas son oriundas de Bilbao, la familia tiene sus raíces en Astorga.

Carta en la web: Si, con algunas fotos, con precios y con el I.V.A. incluido.

Carta de vinos en la web: Si, con precios y con el I.V.A. incluido.

Local: Está situado en el norte de Madrid, en la zona financiera de Cuzco y cerca de otros restaurantes visitados por la Cofradía Club del Tragón. La fachada presenta un aspecto rústico con la pared encalada, un portón pintado de color verde y un suelo empedrado. Un pequeño zaguán da entrada por la izquierda al restaurante donde nos encontramos la barra del bar. El local es prácticamente rectangular, en el centro, en la dirección más larga, hay unas columnas y entre ellas unos muebles que sirven de bodega y dividen al local en dos partes. En la zona de la derecha, la más amplia, hay mesas a ambos lados mientras que en la otra solo hay mesas junto a la pared. Al fondo hay un pequeño reservado. La decoración, indeterminada, es una mezcla entre ambientes aldeanos y vanguardistas. Las paredes, excepto las que dan a la calle que están pintadas en tonos beige, presentan, desde el techo hasta el suelo, franjas anchas horizontales de colores rojo, granate y dorado alternativamente. Distribuidos por la estancia se encuentran pequeños muebles y objetos que evocan lugares rurales y añejos. La iluminación con lámparas en techo y apliques en paredes es adecuada. El techo blanco y el suelo de gres imitando a tarima de madera oscura. Las mesas son rectangulares a excepción de dos redondas situadas en los extremos junto a las ventanas. Las sillas, de madera, modernas y de color oscuro con asiento acolchado en tono gris del mismo color que el bajo mantel. La mantelería es blanca, al igual que la vajilla, que aún alternando entre piezas clásicas y modernas, mantienen toda el mismo color liso. Ponen copas para el vino y vasos para el agua. Nos pusieron en una mesa redonda para seis personas, aunque éramos cinco. El espacio en la mesa adecuado y entre mesas correcto. Había pocas mesas ocupadas.

Comensales: Cinco, Antonio Arnaiz, Justo, Raúl, Carlos y Antonio Ávila.

Pan: Pusieron en el centro una cesta con cinco porciones de pan de hogaza. Junto con el aperitivo lo cobran a 1,80 € por persona.

Aperitivo:

Carpacho de lengua de ternera ahumada con patatas chips, ajo y piñones tostados: Pusieron un plato con seis láminas de carpacho en el fondo del plato, por encima los piñones y en el centro las patatas inglesas con aceite de ajo. Estaba buena.

El Cocido Maragato:

Es el menú típico del local que, a demás de sus platos, carnes, garbanzos, repollo y sopa, incluye una entrada de tomate, un postre de natillas con roscón y café de puchero. No todos lo tomamos, aunque si lo probamos. Se pidieron tres a 23,00 € cada uno.

Tomate de la huerta con aceite de oliva virgen extra: Forma parte del menú. Se presenta en una fuente blanca seis rodajas de tomate de gran tamaño regadas con aceite de oliva virgen extra. El tomate, de gran calidad para esta época, finamente cortado y con aceite estaba bueno.

Morcillo, chorizo, tocino, lacón, gallina, oreja, morro, pata, costilla de cerdo y relleno: Es el primer plato, o vuelco, del cocido maragato y lo sirven en una especie de fuente honda. Muy bien guisado, todas las carnes se deshacían fácilmente. Las patas muy gelatinosas y el relleno algo salado. Muy bueno.

Garbanzos y repollo: El segundo vuelco del cocido maragato. Lo traen en un plato llano grande a partes iguales. Los garbanzos, de pequeño tamaño, buenos y tiernos. El repollo se deshacía y a pesar del color rojizo que le aporta el chorizo no estaba nada grasiento. Muy bueno.

Sopa del cocido: Forma parte del tercer y último vuelco del cocido maragato. Traen una sopera para que cada uno se sirva. Densa y buena. Se nota el tiempo de cocción.

Bacalao confitado a 75º con ajos, cebolletas dulces, tomates deshidratados y patata rota: Lo sirven en un plato rectangular. A un lado la patata cocida y desmigada con dos cebolletas cruzadas por encima. En el centro una porción de bacalao con la piel hacia arriba. Alrededor unos cuantos dientes de ajo y unos tomatitos cherry deshidratados. Muy bueno todo, tanto en conjunto como cada una de sus partes. Los tomatitos le dan un toque curioso. Se pidieron dos platos, cada uno sale a 15,00 €.

Postres:

Tarta de queso al horno con macarón de frambuesas: Se presenta en una fuente alargada. A un lado una porción de tarta, al otro una mermelada de frambuesa y sobre ella el macarón. La tarta llevaba azúcar quemada por encima dándole un toque dulce y crujiente. Buenísima. La mermelada buena sin ser empalagosa y el macarón el punto final. Un buen postre tanto estéticamente como por su sabor. Se tomó uno a 6,00 €.

Hojaldre de Astorga acompañado de merengue: Se presenta en un plato llano. Son dos porciones de este pastel típico astorgano, uno apoyado sobre el otro y aderezado con un poco de merengue a los lados. Bueno, notable. Se pidió uno a 7,00 €.

Natillas con roscón: Forman parte del menú. Las sirven en un plato llano con un poco de canela por encima. Se acompaña de roscón, un típico bizcocho maragato. Buenas, correctas, suaves y ligeras.

Cafés e infusiones:

Se tomaron dos más a parte de los del menú a 1,60 € cada uno.

Vino:

El Quintanal 2014: Vino tinto, crianza, con denominación de origen Ribera de Duero, embotellado en la bodega de Cillar de Silos (www.cillardesilos.es). Se elabora totalmente con uvas Tempranillo. Bueno. Pedimos dos botellas a 14,50 €. El precio aproximado de venta al público en una tienda es de 6,20 € la botella, por lo que el restaurante duplica el precio de venta al público en un comercio.

Copas: Invitaron a chupitos. Pusieron tres frascas de licor de hierbas, orujo y crema de orujo.

Servicio: Amable y cercano. Nos atendieron dos personas, el jefe de sala, que también se ocupaba de la barra, y una camarera. No ponen plato para el pan. Se olvidaron poner un cubierto en el segundo plato.

Porcentajes: Del total del precio en factura de la cena, sin incluir las cañas, el 70,0% corresponde a comida y el 30,0% a bebida respectivamente.

La carta y la factura: Ambas contienen los precios con el I.V.A incluido. La factura correcta.

Comentario final: Restaurante especializado en la cocina leonesa, especialmente en cocido maragato, que sorprende con platos modernos y con nivel. Local de tamaño mediano, luminoso. Decoración indefinida con guiños al ambiente rural y de la zona leonesa. Distancia entre mesas correcta. Platos bien presentados y de calidad. El cocido maragato gustó mucho. Servicio amable. El local estaba semi vacio. Disponen de terraza para el verano.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Rau
Ric
8
9
-
8
9
7
-
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

8,20

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
31,14 €
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Antonio Arnáiz.
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (1/04/2016):
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Crítica de metrópoli
 
 
Actualizada el 9 de abril de 2016
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image