Club Tragon   Sub head    
     
 

FUSIONES

 

Calle: Infante, 5. Zona Centro. Madrid.

Teléfono: 914 20 18 32
Web: www.restaurante-fusiones.com
Fecha: 04 de septiembre de 2015 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN:

Cocina de fusión y autor.

 

"La sala, dirigida por Rafael Vélez, Maître y sumiller, ofrece un servicio distinguido y amable en un ambiente tranquilo e íntimo. Pruebe nuestra cocina de autor donde podrá encontrar los platos más significativos del mundo con un toque diferente, creados por Tomás Ruiz, tratando de mimar hasta el último detalle. El restaurante Fusiones se ubica en el centro de Madrid, cercano a las emblemáticas zonas de la capital como Puerta del Sol, Cibeles u Ópera. Conoce algunos de nuestros magníficos platos que tenemos para ofrecerte, todo con productos de la mejor calidad y cuidando hasta el último detalle durante el proceso de elaboración. No lo dudes más y haz tu reserva cuanto antes. ¡No te lo pierdas!"

(Extraído de su página web)

 
Fundado:

 

Propietarios: Tomás Ruiz y Rafael Vélez
Dirección: Rafael Vélez
Chef: Tomás Ruiz, David de Frutos
Jefe de sala: Rafael Vélez, Vicente de Pablo
Sumiller: Rafael Vélez
 
El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 37 €.
 
COMENTARIOS:

Las cañas: Las tomamos en la Taberna del Volapié, en la calle Prado 3. Una mala elección. Aunque parece antigua, y pone: Jerez 1872, no es más que una franquicia moderna que ha perdido las tradiciones, !! No ponen aperitivo !!. Pedimos tres cañas, las sirvieron en vaso ancho y alto, dos tercios. Fresquitas y buenas. Cobraron a 1,5 € cada una. Pero la falta de tapa hace que la borre de mi lista.

Nombre: Fusiones. Indica que en el restaurante vamos a encontrar comida de diferentes lugares del mundo fusionada en diferentes platos.

Carta en la web: Si con precios y sin fotos. Está en PDF y se puede descargar. Son diferentes las cartas del restaurante y de la web aunque los platos que coinciden en ambas tienen el mismo precio.

Carta de vinos en la web: No.

Local: Está situado en la calle Infante, en el barrio de las letras. Tiene capacidad para unas cuarenta personas. La fachada corresponde a un edificio antiguo, sin embargo la entrada está fabricada con elementos modernos, madera y cristal. Tiene también a su derecha, un amplio ventanal. Una vez dentro el salón es diáfano, salvo una columna central de la que parte unas cortinas y que permiten dividirlo en dos pequeñas zonas. Al fondo, en el centro, unos escalones conducen a la cocina y a los servicios. Las paredes laterales están forradas de ladrillos de exterior, grandes y de color gris, las otras dos, normales, están pintadas de amarillo. Sobre ellas hay una serie de cuadros con pinturas coloristas. La mayor parte del techo está pintado de marrón oscuro, del mismo color que el usado para forrar la columna. Otra parte, la cercana a la ventana, es de color blanco. La iluminación, correcta, la proporcionan principalmente los halógenos encastrados en la escayola. El resto es luz indirecta situada entre las paredes laterales y el techo. El suelo es de baldosas en color beige. Las mesas son todas rectangulares y aparentemente su separación parece adecuada. Las sillas son de madera forradas con tela de colores llamativos, la misma que la de los respaldos de los sofás corridos que hay en la pared frontal. La vajilla y la cubertería modernas. Copas para el vino y vasos para el agua.

Comensales: Ricardo, Raúl, Antonio de la Poza, Antonio Arnáiz y Antonio Ávila.

Pan: Ponen en el centro una cesta con cinco chapatas pequeñas. Una para cada uno. Lo cobran a 2,50 € y no incluye aperitivo.

Aperitivo: No ponen. Ni siquiera cuando pedimos unas cañas previas a la cena.

Entrantes:

Mi-cuit con toque de Baileys, puré de manzana caramelizada y pan de especias: Lo presentan en un plato cuadrado transparente. En el centro el puré esparcido con una cuchara sopera y a los lados dos porciones del mi-cuit con azúcar caramelizada por encima. Todo rociado con escamas de sal gorda. Se acompaña con cinco rebanadas de pan de especias. El pan era dulce y más bien parecía un bizcocho. El puré bueno y el foie muy bueno. Se pidió un plato a 18,70 € y con el descuento sale a 9,35 €.

Setas salteadas con ali-oli de miel gratinado: Las sirven en un plato llano transparente. En el centro las setas cortadas y sobre ellas el ali-oli en forma de tiras gratinadas y semi cuajado. Por encima un poco de cebollino picado. Las setas están guisadas y sin sabor. El ali-oli suave. Sin nada que destacar. Pedimos un plato a 17,60 €, con el descuento se queda en 8,80 €.

Croquetas de rabo de toro con tomate picante: Lo presentan en una bandejita alargada. Son ocho piezas medianas con forma esférica sobre fondo de salsa de tomate. Se decora con cebollino picado. El tomate es dulce, como dice la carta de la web, y no picante, como viene en la del restaurante. Las croquetas tienen una envoltura crujiente aunque algo pasada sin llegar a quemarse. El interior es cremoso. A unos les parecieron buenas y a otros discretas. Se pidió una ración a 15,40 € que con el descuento se queda en 7,70 €.

Raviolis de carabineros con bisquet y trigueros crujientes: Los presentan también en una bandejita blanca alargada. Los raviolis vienen bañados en salsa y encima de cada uno de ellos un espárrago triguero rebozado. El bisquet es un pan dulce que no aparece por ningún lado, quizás en la carta quiso decirse bisque, que es una crema hecha de marisco, en este caso de carabinero, y que podía ser de la que está relleno el ravioli. El espárrago triguero rebozado y crujiente muy bueno. El ravioli riquísimo. Fue el mejor plato de los entrantes. En una ración vienen cuatro, pero se le dijo que pusieran uno más para que lo probásemos todos. Aunque pusieron cinco raviolis en la ración, la cobraron a precio normal. Lo que es de agradecer. Pedimos una plato a 17,60 € que con el descuento se queda en 8,80 €.

Platos principales:

Carrillera ibérica glaseada con crema de patata y aceite de oliva: Se presenta en plato llano sobre una cuna de puré de tomate tres porciones de carrillera con salsa y cebollino picado por encima. Muy buena, casi perfecta. Se pidieron dos platos, cada uno a 20,90 €. Con el descuento salen a 10,45 € cada uno.

Pavía de bacalao con su ajo arriero: Lo sirven en un plato llano cuadrado. A un lado el ajo arriero y encima una especie de "soldadito de Pávia" a lo grande. La apariencia no es buena, parece incluso que el rebozado se ha quemado, pero está buenísimo. Es el plato más valorado de la cena. Se pidió una ración a 19,80 €. Con el descuento sale a 9,90 €.

Merluza a la vinagreta de soja con crujiente de puerro: Se presenta en un plato hondo. Al fondo la vinagreta y sobre ella finas tiras de puerro crujiente. Se trajo templada. Buena pero aburrida. Se pidió un plato a 19,80 €. Con el descuento sale a 9,90 €.

Tataki de atún rojo con ensalada de algas y teriyaki: Se presenta en plato llano. A un lado la ensalada de algas y cebolla, al otro cuadraditos de atún apoyados unos sobre otros. Por encima la salsa teriyaki. La ensalada de algas buena, aunque no bien escurrida, el atún insulso. Se pidió un plato a 22,00 €. Con el descuento sale a 11,00 €.

Postres:

Couland de aceite de oliva con su sorbete: Se sirve en un plato llano blanco. En el centro el couland y a un lado una bola blanca de helado de aceite. Se decora con una línea serpenteante de jarabe rojo. El couland bueno, pasable. El helado, aunque quiere saber a aceite, está poco conseguido. Se pidió uno a 7,70 €, con el descuento sale a 3,35 €.

Infusión de fresas con helado de yogourt: Se sirve en un plato hondo. La infusión al fondo y el helado en el centro. La sopa rica y el yogourt bueno. Se pidieron dos, cada uno a 7,70 €, con el descuento salen a 3,35 €.

Sorbete de mandarina con ron: Lo sirven en copas alargadas. Flojillos. No sabe a mandarina, es como un jarabe dulzón. Se pidieron dos, cada uno a 7,70 €, con el descuento salen a 3,35 €.

Cafés e infusiones:

Se tomaron cuatro cafés cortados, tres de ellos descafeinados. También una infusión de poleo-menta. Los cafés normales. No pusieron nada para acompañar. Cada bebida sale a 2,16 €.

Vinos:

El perro verde 2014: Vino blanco joven, con denominación de origen Rueda. De la bodega de Ángel Lorenzo Cachazo (www.cachazo.com). Está elaborado con uvas verdejo. Muy bueno. Pedimos dos botellas a 18,75 € cada una. El precio aproximado de venta al público en una tienda es de 8,70 € la botella. El restaurante multiplica por más de dos el precio de venta al público en un comercio.

Quinta de Quercus 2011: Vino tinto con denominación de origen Uclés. De la bodega y viñedos Fontana (www.bodegasfontana.com). Está elaborado con uvas Tempranillo. Sin nada que destacar. Pedimos una botella a 19,80 €. El precio aproximado de venta al público en una tienda es de 10,50 € la botella. El restaurante no llega a multiplicar por dos el precio de venta al público en un comercio.

Copas: No invitaron a chupitos, ni siquiera preguntaron si queriamos.

Servicio: Ágil y atento, eficaz. El maître, salvo en determinados momentos, es el único que atiende a la sala. Van uniformados de negro. Pedimos cuatro entrantes y nos trajeron tres a la vez y hubo que decirles que esperaran a que termináramos para servir el siguiente. Se pidió una ración de cochinillo y ya no quedaba. No ponen aperitivo ni con las cañas ni previo a la cena. Tampoco pastas para acompañar al café.

Porcentajes: Del total del precio en factura de la cena, sin incluir las cañas, el 68,4% corresponde a comida y el 31,6% a bebida. Sin el descuento los porcentajes serían de un 43,8% y un 56,2% respectivamente.

La carta y la factura: La carta contiene los precios con el I.V.A incluido, sin embargo en la factura aparecen sin él. Esto no está bien y despista al cliente. La factura no contiene errores.

Comentario final: Restaurante pequeño y acogedor. Está decorado con colores vivos y cuadros alegres en las paredes. La iluminación correcta. Aforo semi lleno. Aunque los platos que tomamos en general estaban buenos pueden mejorarse, sobre todo la presentación. Las croquetas, el bacalao rebozado o los espárragos rebozados de los raviolis parecían muy oscuros, como si se hubieran pasado al freírlos. El servicio eficaz aunque con demasiadas prisas. No tienen detalles como poner aperitivo o pastas para acompañar la cerveza o el café. Al reservar por medio de "el tenedor" nos ofrecen un descuento del 50% sobre la comida. En la factura el descuento fue del 35,95%, ahorrando 105,6 €. Sin el descuento la comida hubiera costado 58,79 € por persona, un precio excesivo para el local y los tiempos.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
7
6
6
-
-
-
6
6
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

6,20

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
37,67 €
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Antonio Avila.
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (4/09/2015):
 
 
Actualizada el 7 de septiembre de 2015
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image