Club Tragon   Sub head    
     
 

L'ALBUFERA

(Hotel Meliá Castilla)

 

Calle: Capitán Haya, 45. Zona Tetuán. Madrid.

Teléfono: 91 567 51 97
Web: www.meliacastilla.solmelia.com
Fecha: 31 de octubre de 2014 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN: Cocina Valenciana.
 

"Inaugurado en 1983 y pionero en Madrid en su especialidad, el famoso Restaurante L’Albufera es el lugar idóneo para degustar exquisitos arroces de la costa levantina, así como una gran variedad de platos de la cocina española acompañado por una amplia carta de vinos.

Su espacio está dividido en dos ambientes para mayor privacidad, una acogedora terraza cubierta y un amplio salón con distintas alturas.

Bien sea para una ocasión especial, para grupos (disponemos de menús especiales) o para un evento de empresa, L’Albufera es el lugar ideal para disfrutar de un servicio inmejorable y una cocina de alta calidad, todo ello en un ambiente distendido."

(Extraído de su página web)

 
Fundado:

1983

Propietarios: Hotel Meliá Castilla
Chef: Enrique Paños
 
En 1996 estuvimos también en el hotel Meliá Castilla. Entonces fue en el restaurante, ya cerrado, "La Fragata" ( cena Nº 72 ).
 

El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena sin descuentos es de 50 €.

Se reserva a través de "eltenedor" lo que proporciona un ahorro del 40% en la factura excepción de la bebida.

 
COMENTARIOS:

Las cañas: Las tomamos en el restaurante Portobello, en la cercana calle Rosario Pino. Fueron cuatro cañas y pusieron de aperitivo aceitunas y boquerones fritos.

Nombre: La Albufera, según la R.A.E. es una laguna litoral, en costa baja, de agua salina o ligeramente salobre, separada del mar por una lengua o cordón de arenas. La más conocida es la de Valencia y nada mejor que ese nombre para un restaurante especializado en la comida mas conocida de Valencia, sus paellas.
Carta en la web: No.
Carta de vinos en la web: No.

Local: Es uno de los restaurantes integrados dentro del hotel Meliá Castilla. Se puede acceder directamente por el hotel o desde la calle Capitán Haya. Está situado en el sótano. Tras bajar las escaleras se llega a un amplio salón en el que te recibe el maître. A la izquierda un gran ventanal abierto deja ver las cocinas. En frente, tras subir unos peldaños, continúa el salón. Aquí nos habían preparado una mesa redonda para los siete que en principio íbamos a asistir. Al ser solo cuatro nos ofrecieron otra rectangular más a dentro. La decoración trasnochada y recargada. Las paredes son claras de color crema con frontones de escayola y un zócalo de obra a media altura. Hay espejos con marcos amplios y cenefas con motivos en tonos granate bordeando las paredes. También, del mismo color, entre otras, son las cortinas para separar los ambientes y las tulipas de las lámparas de paredes, mesas y techo. Estas ayudan a la iluminación, aunque, son los focos del techo los que más contribuyen a que sea buena. El suelo está forrado de moqueta, en color verde, imitando a una gran alfombra. Las sillas clásicas, con apoya brazos de madera barnizada a juego con la tapicería del asiento y respaldo, las hay en dos tonos, granates y verdes. Las mesas, redondas y rectangulares, están suficientemente separadas unas de otras. Las mantelerías son blancas y clásicas. La vajilla, también en blanco se mueve entre lo tradicional y lo moderno. Ponen copas para el vino y para el agua. La cubertería clásica. Un pianista ameniza la velada en directo.

Comensales: Fuimos cuatro: Antonio Arnaiz, Antonio de la Poza, Ricardo y Antonio Ávila.

Pan: Los hay de varios tipos y los dejan en una panera en la mesa. Junto con el aperitivo lo cobran a 2,50 € por persona. Con el descuento se queda en 1,50 €.

Aperitivo:

Cucharitas de bacalao laminado y taquitos de salmón: Sirven en un plato cuatro cucharas para aperitivo, dos de ellas con láminas de bacalao y otras dos con taquitos de salmón. Ambas con una base como de aceite de yerbas. Entiendo que lo correcto es servir lo mismo para los cuatro y no dos y dos. Por otra parte hay tres cucharas blancas y una negra. Ambos aperitivos normales.

Aceitunas con hueso aliñadas: Ponen un plato con aceitunas "machacás". Quizás sea el aperitivo que acompaña a la cerveza que se pidió. Estaban buenas.

Entrantes:

Chipirones a la plancha sobre romescu: Se presenta en una fuente rectangular y alargada. Son diez chipirones limpios, sin cabeza ni patas, apoyados sobre una exigua tira de salsa romescu. Sobre ellos un chorreón de aceite con hierbas. Los chipirones son muy pequeños. Estaban muy buenos aunque algo secos. La salsa romescu prácticamente no se aprecia. Tomamos una ración a 12,50 €. Con el descuento sale a 7,50 €. Cada chipironcito sale a 0,75 €.

Croquetas de marisco: Vienen en una fuente alargada. Son ocho croquetas de tamaño adecuado. Están crujientes por fuera y como infladas, su interior no es jugoso, más bien pastoso. El sabor a marisco inapreciable. Se pidieron por ser una referencia en los aperitivos pero ya han dejado de serlo. El plato más flojo de la cena. Se pidió una ración a 9,70 €. Con el descuento se quedan en 5,82 €. Cada croqueta sale a 0,73 €.

Revuelto de "entre pinares" (trigueros, boletus, jamón ibérico y patatas paja): Lo sirven en un plato hondo grande. En el centro se sitúa el revuelto y se cubre con una capa de patatas paja. Muy buena la combinación. Las patatas crujientes en su punto y los espárragos cortaditos finamente le dan un toque estupendo. Muy bueno. Se pidió una ración a 10,80 €. Con el descuento se quedan en 6,48 €.

Segundos:

Paella L'Albufera (bogavante y sepia): La traen en su paella, la muestran y luego sirven los platos. Viene con un bogavante y una sepia partidos por la mitad. Aunque se pidió una para dos, hubo suficiente para que la probáramos los otros dos comensales. Muy buena presentación, el arroz "al dente" y de sabor estupenda. Se pidió una paella para dos a 26,00 € por persona. Con el descuento se queda en 15,60 €

Lubina a la parrilla sobre cremoso de cigalitas y pisto de verduritas: La sirven en un plato hondo. Consiste en una porción del lomo de lubina a la plancha, con piel incluida, sobre la salsa de cigalitas. Por encima las verduritas finamente cortadas. Previa a su presentación se debe dar un toque de horno ya que tanto la piel como la hoja verde situada sobre el pisto están crujientes. Muy buena. Se pidieron dos raciones, cada una sale a 24,00 €. Con el descuento se queda en 14,40 €.

Postres:

Sorbete de limón al cava: Es el típico sorbete sin nada que destacar. Se pidió uno a 6,60 €. Con el descuento se quedan en 3,96 €.

Piononos rellenos de tiramisú con crema de amaretto: Lo sirven en una fuente. Lo frustrante es que no son los piononos auténticos de Santa Fe y ni siquiera se le parecen. Son dos cilindros de bizcocho rellenos de tiramisú sobre la crema de licor. Se acompañan para decorar por unos arándanos y unas hojas de menta. Buenos. Se pidieron dos postres, cada uno sale a 8,15 €. Con el descuento se queda en 4,89 €

Cafés e infusiones: Se tomaron dos cafés descafeinados, un cortado y una infusión de poleo menta. Cada bebida sale a 3,00 €. Pusieron para acompañar un platito con bombones de chocolate y tejas de almendra. El café bueno.

Vinos:

Marqués de Cáceres crianza 2010: Vino tinto de con D.O. Rioja, de las bodegas del Marqués de Cáceres, (www.marquesdecaceres.com). Para su elaboración se utilizan uvas de las variedades Tempranillo, un 85% y Garnacha tinta más Graciano, un 15%. Envejecido durante 12 meses en barrica de roble. Se pidió una botella a 20,00 €. Bueno. El precio aproximado de venta al público en comercios de una botella es de 8,10 €. El restaurante lo multiplica por 2,5. Dos veces y media más que el precio de venta al público en un comercio.

Terras Gauda: Vino blanco con denominación de origen Rías Baixas de la bodega Terras Gauda, (www.terrasgauda.com). Elaborado con uva Albariño, Caiño blanco y Loureiro. Se pidió una botella a 23,00 €. Muy bueno. El precio aproximado de venta al público en comercios de una botella es de 11,00 €. El restaurante lo multiplica por 2,1. Dos veces más que el precio de venta al público en un comercio.

Copas: No invitaron a chupitos aunque vimos que si los pusieron en otras mesas.

Porcentajes: Del total de la factura, sin cañas, el 62,9% del precio corresponde a la comida y el 37,1% a la bebida. Sin el descuento serian de 73,1% y del 26,9% respectivamente.

Servicio: Los camareros van uniformados de negro y el jefe de sala con traje. En cuanto a sus obligaciones amable y correcto, muy encima del comensal y a veces indiscreto, participando, sin ser requerido, en las conversaciones del cliente. Con objeto de decidir el número de entrantes a pedir y poder probar todos el plato estrella, la paella, se le preguntó al maître por la el tamaño de la ración. Nos contestó que al reservar por "eltenedor" debíamos pedir cuatro segundos. Una respuesta, como mínimo, poco afortunada. Los tres primeros platos, calientes, los trajeron a la vez y se llevaron rápidamente el de chipirones, sin dar tiempo a repartir la salsa. Al principio fue todo muy rápido, como con prisas. Agobiante relleno de las copas de agua y vino, sin esperar a que sea necesario por estar casi vacías. Una de las copas estaba visiblemente sucia con marcas de pintalabios. No pusieron chupitos, si a otras mesas. Trajeron la factura sin pedirla.

La factura y la carta: Al reservar por la web de "eltenedor" nos hemos ahorrado 66,36 €, un 27,6% de lo que hubiera costado si vamos por libre. La carta tiene los precios con el I.V.A. incluido, como debe ser, sin embargo el la factura aparecen sin el I.V.A. lo que la hace más difícil de comprobar. No hay errores en la factura.

Comentario final: Local muy amplio, distribuido en alturas con buena iluminación, decoración clásica y trasnochada, espacio aceptable entre mesas. Servicio correcto y amable a la vez que en ocasiones con poco tacto y entrometido. Copa sucia. Sensación de estar de paso, sirven los primeros a la vez y te traen la factura sin pedirla. Comida en general muy buena, bien elaborada y presentada.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
7
8
7
-
-
-
-
7
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

7,25

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
41,00 €
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Antonio Arnáiz.
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (31/10/2014):
 
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Crítica de Metrópolis
 
Actualizada el 2 de noviembre de 2014
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image