Club Tragon   Sub head    
     
 

FRANCÍSCA

 

Plaza: Bailen, 14. Zona Centro. Madrid.

Teléfono: 913 65 11 22
Web: No tiene
Fecha: 25 de abril de 2014 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN: Cocina Vasca y de mercado.
 

Restaurante con amplia experiencia con una cocina predominantemente vasca y de mercado. Conserva en su carta platos tradicionales desde sus comienzos como son la chistorra, la tabla de quesos (aunque han sustituido el Manchego por el Roncal y el Cabrales), las pencas de acelgas, los espárragos de Lodosa y los bacalaos al que han incorporado el del Miño. Los postres se han reducido y solo quedan de los del principio el Savarín y los helados.

 
Fundado en:

Diciembre de 1981

Propietarios: Carmen Patiño López y Juan L. Almenara Gómez
Chef: Juan L. Almenara Gómez
Dirección: Carmen Patiño López y Juan L. Almenara Gómez
Jefa de sala: Carmen Patiño López
 

Aunque Juan Almenara ya se ha jubilado, sigue siendo el alma de los fogones.

El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 30 a 40 €.
 
COMENTARIOS:

Las cañas: Las tomamos en el bar de al lado, "El ventorrillo Terraza". Fueron diez botellines de cerveza acompañados de tapas generosas como pulpo a la vinagreta, patatas bravas y tortilla de patatas. Cada botellín con su tapa a 1,50 €.

Nombre: Francisca. Se llama así homenajeando al personaje homónimo de la novela de Marcel Proust En busca del tiempo perdido. Francisca era la maravillosa cocinera que preparaba desde una sutil crema de chocolate hasta los banquetes más espléndidos.
Carta en la web: No dispone.
Carta de vinos en la web: No dispone.

Local: Ocupa los bajos del número 17 de la calle Bailen. Es un local mediano, rectangular, diáfano y bien aprovechado, lo que le proporciona una capacidad para unas cuarenta personas. Se accede directamente desde la calle a través de dos puertas, separadas entre sí menos de un metro, que lo aísla del exterior. La impresión que da es la de retroceder cincuenta años en el tiempo. Las paredes están recubiertas de papel pintado con fondo amarillo y rectángulos blancos con figuras humanas. Sobre ellas algún que otro cuadro y un espejo de principios del siglo XX. La parte inferior está recubierta por un zócalo de media altura de color beige. El techo, de color marrón, lleva una amplia moldura de escayola blanca alrededor donde están incrustados los focos que iluminan el comedor. La luz es adecuada en las inmediaciones de las paredes y peor en el centro. El suelo es marrón claro. En una esquina del salón hay un aparador y un frigorífico. Las mesas son rectangulares hacia el interior del salón, cuadradas y alguna redonda al lado de la pared que da a la calle. La separación entre ellas suficiente. Están cubiertas por un mantel blanco sobre un tapete granate. Las sillas son de madera. La vajilla de loza y la cubertería clásica. Las servilletas blancas. Se usan copas grandes para el vino y pequeñas para el agua.

Comensales: Fuimos siete: Carlos, Raúl, Ricardo, Justo y los Antonios Arnáiz, de la Poza y Ávila.

Pan: Son pequeños panecillos individuales de tres tipos: chapata, alcachofa y siete cereales. Junto con el aperitivo lo cobran a 1,50 € por comensal.

Aperitivo:

Aceitunas malagueñas: Las sirven en dos recipientes acompañados de otros dos, vacios, para depositar los huesos. Son aceitunas "aliñás y machacás". Muy buenas.

Entrantes:

Humus (crema de garbanzos, pasta de sésamo, ajo, aceite y limón): Lo sirven en un plato llano. Por encima un poco de pimentón y sésamo. Se acompaña con dos cuencos, uno con pequeñas rebanadas de pan tostado y otro con nachos, ambos comerciales. Bueno. Tomamos una ración a 7,00 €.

Croquetas de jamón y puerros: Las traen en una fuente y las sirven directamente en el plato. Buenas. El sabor del puerro las hace más dulces. Fueron siete croquetas, una para cada uno. Tomamos una ración a 7,00 €, cada croqueta sale a 1,00 €.

Quesos (de cabra fresco, de cabra curado Idiazábal, Roncal, y Cabrales): Lo presentan en un plato al centro de la mesa. Son varias lonchas o porciones de cada uno. Se come del más fresco al más curado. El primero es un queso fresco de la Vera, de Extremadura, viene con un poco de aceite por encima, suave y bueno. El segundo es un queso Majorero, de Canarias. Muy bueno y sabroso. El siguiente fue Idiazabal, queso de oveja del País Vasco ó Navarra, bueno. Seguimos con el elaborado con leche de oveja en el valle del Roncal, en el Pirineo Navarro. Buenísimo. Finalizamos con el queso de Cabrales, asturiano. Bueno. Se pidió una ración a 14,00 €.

Revuelto de morcilla de León con pasas y piñones: Lo traen en una fuente y lo reparten por los platos. El huevo no se nota, solo está de aglutinante. Estaba buena aunque un poco picante. Tomamos una ración a 9,50 €.

Pencas rellenas de jamón y gratinadas "Francisca": Las traen en una fuente y las sirven en el plato a cada uno. Van gratinadas con queso por encima. Gustaron. Pedimos una para cada uno lo que según la cuenta equivale a dos raciones y un tercio. En la ración deben entrar tres pencas y la cobran a 9,00€. Cada penca sale a 3,00 €.

Segundos:

Bacalao del Miño (con lombarda, piñones, pasas, orejones y cebolla confitada P.X.): Lo sirven en plato llano. Sobre una cama redonda de lombarda cocida, piñones, orejones, pasas, zumo y ralladuras de naranja, se colocan dos porciones de bacalao. Sobre ellas se añade un poco de cebolla caramelizada con Pedro Ximénez. El combinado estaba muy bueno, lástima que el bacalao esté poco limpio de espinas. Se pidió una ración a 16,00 €.

Bacalao a la vizcaína: Lo sirven en plato llano. Son dos porciones de bacalao cubiertas por la salsa vizcaína sin ninguna guarnición. El bacalao estaba bien, la salsa mejorable. Se pidió una ración a 15,00 €.

Bacalao al pilpil: Lo traen en una fuente y lo sirven en los platos. Presumen de hacer la salsa a mano. El pilpil obtuvo la aprobación de los comensales, sin embargo el bacalao estaba soso y las láminas no se separaban adecuadamente. Se pidieron tres a 20,00 € cada una.

Bacalao a la plancha: Lo sirven directamente en plato llano. A un lado se sitúa el bacalao, un palillo con un tomate cherry insertado, lo atraviesa. Al otro lado del plato, en forma de media luna, una decena de rodajas de patatas fritas. Completan el plato una pareja de pimientitos verdes fritos y un recipiente con salsa picante a base de guindillas. Gustó. Se pidió una ración a 18,00 €.

Lenguado al limón: Lo sirven en un plato llano con la salsa de limón por encima. Se acompaña con dos bolitas de puré de patata. El lenguado bueno, muy cocido y con espinas. La salsa con sabor muy fuerte a limón. Se pidió una ración a 19,00 €.

Postres:

Helado de vino de Málaga con pasas al ron: Son dos bolas de helado en una copa con tres rulitos de barquillo y un chorreón de Pedro Ximénez. Estaba bueno aunque el vino dulce añadido le quita protagonismo al helado. Se pidieron cuatro a 4,50 € cada uno.

Flanecitos al Oporto: Lo sirven en un plato llano. Son tres flanecitos acompañados de salsa con pasas. Sabor anaranjado. Muy buenos. Se pidieron dos a 4,50 € cada uno.

Saravin (bizcocho borracho con frutas naturales y nata): Se presenta en plato llano. A un lado se sitúa el bizcocho borracho, que lleva nata por encima y está coronado por una pequeña fresa, alrededor las frutas: kiwi, fresas y naranja. Muy rico. Se pidió uno a 4,50 €.

Cafés e infusiones: Se tomaron tres cafés descafeinados, un cortado y tres infusiones. Todos los cobran a 1,60 €.

Vinos:

Viña Zearra crianza 2009: Vino tinto con denominación de origen Rioja, de las bodegas I. Petralanda (www.zearra.com). Elaborado con uvas Tempranillo (90%) y Mazuelo (10%). Normal. Nos bebimos una botella, a 13,00 €.

Albariño Burgáns 2011: Vino blanco con denominación de origen Rías Baixas, de las bodegas Martín Codax (www.martincodax.com). Elaborado con uvas Albariño (100%). Muy bueno. Nos bebimos tres botellas, a 17,10 € cada una. El precio aproximado de venta al público es de 8,00 € la botella. El restaurante multiplica por 2,13 su precio. Más del doble.

Copas: No invitaron a chupitos. Se pidieron tres copas por un importe total de 9,50 €.

Porcentajes: Del total de la factura, sin contar las cañas, el 73,6% del precio de la cena corresponde a comida y el 26,4% a bebida.

Servicio: Amable y familiar. Sólo una persona se encarga de todo el comedor. Suficiente, ya que sólo éramos once personas en el comedor. No hubo retrasos entre platos. Sirven los primeros sobre el mismo plato.

La factura y la carta: La factura está hecha a mano y las bebidas están todas en la misma línea sin indicar cuantas bebidas se tomaron de cada tipo. La suma es incorrecta en un euro a favor del cliente. Se incluye el I.V.A. en los precios de la carta.

Comentario final: Local pequeño con decoración trasnochada, iluminación parcialmente adecuada y distancia entre mesas suficiente. Servicio correcto para los pocos que éramos. Platos tradicionales con algún toque moderno, buenos en general y bien elaborados, pero con detalles que los deslucen, como la presencia de espinas en los pescados. Factura hecha a mano con todas las bebidas puestas en una sola línea. Suma incorrecta. No está sujeto a ningún descuento. No invitaron a chupitos.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
7
6
6
7
7
-
6
6
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

6,43

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
44,71 €
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Antonio de la Poza
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (25/04/2014):
 
 
Actualizada el 18 de mayo de 2014
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image