Club Tragon   Sub head    
     
 

QUINTANA 30

Arte en la cocina
 

Calle: Quintana, 30. Zona Moncloa. Madrid.

Teléfono: 91 542 65 20
Web: www.restaurantequintana30.com
Fecha: 25 de octubre de 2013 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN: Cocina vasco-navarra.
 

"QUINTANA 30 está enclavado en el distrito de Moncloa, frente al parque del Oeste uno de los pulmones naturales de Madrid, donde se alberga el templo de Debod y una de las atracciones más singulares de nuestra ciudad, el Teleférico.

Cerca del centro Histórico, Palacio Real, Plaza de la Opera, Plaza España, Gran Vía.

El restaurante ofrece una excelente cocina vasco-navarra de mercado. Miguel Ángel Muñano y Mercedes Rodríguez (socios y copropietarios), son los encargados de encaminar este proyecto, junto a un gran equipo de profesionales, tanto en sala como en cocina.

En QUINTANA 30 encontrará un ambiente distinguido y acogedor de decoración moderna y líneas depuradas, cuidando cada detalle para ofrecer en todo momento la máxima calidad y servicio.

El restaurante dispone de un espacio privado con capacidad para 8 personas. Servicio de aparcacoches, así como conexión a Internet de Banda Ancha."

( Información extraída de su página web )

 
Fundado en:

Febrero de 2010

Propietarios: Miguel Ángel Muñano y Mercedes Rodríguez
Chef: Miguel Ángel Muñano.
Jefe de sala: Miguel Valdés
Sumiller: Miguel Valdés
 
Precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 45 €.
 
COMENTARIOS:

Descuentos: Acudimos con una reserva de la web "eltenedor.es" que proporciona un 40% de descuento en platos de la carta, sin incluir las bebidas.

Nombre: Quintana 30. Hace referencia a la dirección del local.
Carta en la web: No. Te la puedes bajar tras dejar tus datos de e-mail. Mala política la de poner trabas a futuros clientes.
Carta de vinos en la web: No. Lo mismo que para la carta de platos.

Las cañas: Las tomamos en un bar cercano en la confluencia de las calles Quintana y Ferraz.

Local: Está situado a escasos metros del parque del Oeste. Ocupa el local que previamente albergó al restaurante "Tiki Grill" del que conserva parte de su decoración. La fachada presenta un gran ventanal con el nombre del restaurante sobre él. A la derecha se encuentra la puerta de entrada, acristalada y con un ancho marco de madera de color caoba. Traspasada esta nos encontramos con un pequeño recibidor con una barra y a continuación, dos pasillos. El de enfrente lleva al salón, y el de la izquierda a un reservado y a las escaleras que conducen a los servicios. El comedor, aparentemente diáfano, está dividido en dos y rodeado por mamparas de cristal a media altura. Nos situaron en el saloncito privado. Es un cubículo rectangular cuyos lados más largos se corresponden con el ventanal que da a la calle y con la mampara de cristal que da al pasillo. En cuanto a los cortos uno da a pared, forrada de madera, sobre la que hay una foto del museo Guggenheim de Bilbao y el otro a la pared de cristal que hay detrás del recibidor. El techo es de escayola. El suelo es imitación de tarima. La iluminación diurna se regula mediante unas placas móviles, metálicas y verticales situadas delante de la ventana. La nocturna, correcta, se consigue con focos halógenos. Las sillas de madera barnizada con asiento de tela. La mesa lleva un bajo mantel gris oscuro, mantel beige y servilletas marrones. Ponen copas grandes para el vino y pequeñas para el agua. La vajilla, moderna es de la marca "La rose des sables" y la cubertería de la firma "Dalper". La mesa es justa para seis personas y pequeña para ocho. Las dimensiones del saloncito son inapropiadas ya que los comensales situados en el lateral de la ventana no pueden abandonar su sitio sin que se levanten los adyacentes y la comida sólo se puede servir desde un lateral, pasando los platos por encima de la mesa y entre los comensales.

Comensales: Ocho. Siete del club: Carlos, Raúl, Ricardo, Antonio de la Poza, Justo, Antonio Arnáiz y Antonio Ávila. Nos acompañó Paco Perezchica.

Pan: Ponen cestos con barritas de diversos tipos de pan, chapatas, semillas, etc... para que uno mismo se lo sirva. Junto con el aperitivo lo cobran a 2,50 € por persona.

Aperitivo: Inicialmente traen un par de platitos con aceitunas aliñadas, buenas. Posteriormente ponen otra pareja con trocitos de chistorra. Buena, poco grasienta y conservando el sabor.

Entrantes:

Pequeñas croquetas de espinacas y uvas pasas: Las presentan sobre un recipiente blanco de forma extraña a medias entre copa, cuenco y bandeja. Entran diez croquetas, suficientes para probarlas todos. De aspecto regular con cierto color verdoso que denotan su origen. Gustaron a unos, buenas y crujientes, a otros la besamel les pareció seca y para los demás pasaron desapercibidas. Se pidió un plato, lo cobran a 10,00 €. Nos sale a 6,00 € con el descuento.

Gambas en gabardina ligera: Las sirven en un cuenco semejante al anterior sobre cama de patatas paja. En general gustaron. Conservan el sabor a marisco. Alguno opinó que la textura de la gabardina debía ser más crujiente. Se pidió una ración a 14,00 €, nos sale a 8,40 € con el descuento.

Alcachofas con cardo, borraja y almendras: Se sirven en plato hondo. Son corazones de alcachofas cortadas a la mitad junto con trozos de cardo y borraja guisados en salsa de almendras. Uno de los entrantes que más gusto. Naturales y tiernas. Muy ricas. La salsa para mojar pan. Se pidieron dos platos a 15,50 € cada uno, nos sale a 9,30 € con el descuento.

Txipirones encebollados: Se sirven en una fuente cuadrada. Están rociados por salsa. Plato irregular, sin nada que destacar. La textura es diferente entre los chipirones. Unos algo duros y otros blandos, como gomosos. Se pidió un plato, lo cobran a 14,00 €. Nos sale a 8,40 € con el descuento.

Zamburiñas al grill con pimentón de la vera: Se presentan en una fuente cuadrada. Son ocho zamburiñas sobre su valva con caldo, pimentón y cebollino por encima. Muy buenas y frescas. Gustaron mucho pero serían mejorables si el pimentón no fuera tan picante ya que enmascara el sabor de la zamburiña. La ración, con seis zamburiñas, la cobran a 12,50 €. Al pedir ocho, una ración y un tercio, cobrarían 16,66 €, pero con el descuento se quedan en 10,00 €.

Almejas a la sartén: Las sirven en un plato hondo con salsa por encima. Las almejas buenas, pero en general el plato no gustó por la excesiva salinidad de su salsa. Se pidió un plato a 16,00 €, nos sale a 9,60 € con el descuento.

Segundos:

Taco de bacalao con crema de ajoarriero y gambas: Se presenta en un plato hondo. Sobre la crema se sitúa el taco de bacalao, cocinado con su piel, y sobre él unas gambas con hojas decorativas por encima. Buenísimo. Se pidió un plato a 20,50 €, nos sale a 12,30 € con el descuento.

Bacalao fresco al horno con alcachofa y chipirón: Lo sirven en un plato hondo. En el centro se sitúa la porción de bacalao con la alcachofa partida en dos por encima. Alrededor se completa con salsa y chipirones. Muy bueno. Se pidió un plato a 21,00 €, nos sale a 12,60 € con el descuento.

Solomillo de buey al foie y salsa Perigord: Lo sirven en plato llano con forma cuadrada. A un lado el solomillo y sobre él el foie. Se baña todo con la salsa Perigord. Se acompaña con una torre de patatas cocidas coronadas por tomate. El solomillo y el foie exquisito. La salsa estupenda. En algún plato el foie estaba pasado de punto. Gustó mucho. Se pidieron tres platos, cada uno a 21,00 €, nos sale a 12,60 € con el descuento.

Lomo de bacalao al pilpil: Lo sirven en un plato hondo. El lomo se pone en el centro cubierto por el pilpil. Encima dos rodajitas de ajo frito, cebollino picado y guindilla. El bacalao bueno, fresco. La salsa muy líquida, sin ligar. Una pena. Se pidió uno a 20,50 €, nos sale a 12,30 € con el descuento.

Rape a la parrilla con volutte y ajetes tiernos: Es un plato para dos. Lo presentan a la mesa hecho, luego se lo llevan y lo sirven individualmente. En el plato se aprecia el rape, patatas cocidas, los trocitos de ajetes todo ligeramente mojado por la salsa volutte. Correcto, de textura impecable aunque se fue la mano con el picante. Se pidió una ración para dos personas a 27,00 €, nos sale a 22,22 € con el descuento.

Postres:

Arroz con leche, infusión de limón y canela: Se sirve en el mismo tipo de recipiente que el usado para las croquetas. Se decora con una hojita de menta. Es una pequeña variación del postre clásico sustituyendo la leche por la infusión. El arroz estaba "al dente" y la crema suave. Bueno. Se pidió uno a 5,50 €, nos sale a 3,30 € con el descuento.

Tiramisú: Lo sirven en el mismo tipo de recipiente que el arroz con leche. Sobre la crema de queso mascarpone se sitúa también una hojita de menta decorativa. Un postre normalito, sin nada que destacar. Se pidió uno a 5,50 €, nos sale a 3,30 € con el descuento.

Esponjoso de natillas con crema de galleta María: Se presenta, al igual que los anteriores postres, en el mismo tipo de recipiente y con la misma decoración. No gustó. La espuma no sabía a nada y el fondo estaba ácido. Se le notificó al camarero que lo retiró sin ofrecer cambiarlo. Se pidió uno a 5,50 €, nos hubiera salido a 3,30 € con el descuento pero no lo cobraron. Suponemos que el camarero lo transmitió, y decidieron no cobrarlo, ya que es poco probable olvidar contabilizar precisamente este postre entre más de veinte artículos de la comanda. De todas formas no recibimos ninguna explicación.

Fina tarta de hojaldre con manzana y helado de vainilla: Lo sirven en un plato llano. A un lado la tarta, de forma redonda y plana con las láminas de manzana perfectamente colocadas. Al otro una bola de helado de vainilla. Se decora el plato con una figurita de crema líquida de dos colores y un par de hojas de menta. Estaba buena. Se pidieron tres platos, cada uno a 6,00 €, nos sale a 3,06 € con el descuento.

Panchineta con aroma de canela: Se presenta en plato llano. Es un postre típico del País Vasco y consiste en un hojaldre, con forma cuadrada, relleno de crema y espolvoreado levemente con azúcar glass. El plato se decora con la crema bicolor y la hoja de menta. Muy buena. Se pidió uno a 5,50 €, nos sale a 3,30 € con el descuento.

Textura de chocolate con sorbete de menta: Se presenta en plato llano. En el fondo, como decoración, una serpenteante línea de chocolate, sobre ella una pieza rectangular de bizcocho de chocolate, encima dos bolas de sorbete de menta coronadas por una lámina de chocolate blanco sobre la que reposa una crema también de chocolate. Se decora con tres puntos de sirope de fresa y una hoja de menta. Muy bueno. Se pidió uno a 6,00 €, nos sale a 3,06 € con el descuento.

Cafés e infusiones: Se tomaron cuatro cafés de la casa a 2,20 € cada uno y tres infusiones de poleo menta a 2,50 € la unidad. Pusieron unas tejas grandes para acompañar, de sabor insulso.

Vinos:

Martín Códax 2012: Vino Albariño blanco con denominación de origen Rías Baixas. De las bodegas Martín Códax de Cambados, Pontevedra (www.martincodax.com). Elaborado con uva Albariño (100%). Bueno. Bebimos tres botellas a 19,50 € cada una. El precio aproximado de venta al público en las tiendas es de 9,00 € la botella. El restaurante multiplica por 2,17 su precio.

Lagar de Eizaga Crianza 2010: Vino tinto con denominación de origen Rioja. De la bodega Viña Eizaga (www.vinoseizaga.com). Elaborado con uva Tempranillo (100%). Bebimos dos botellas a 15,50 € cada una. El precio aproximado de venta al público en las tiendas es de 7,50 € la botella. El restaurante multiplica por 2,07 su precio.

Copas: Nos invitaron a chupitos.
Porcentajes: Del total de la factura el 64,3% del precio de la cena corresponde a comida y el 35,7% a la bebida (sin aplicar el descuento, sería un 74,2% y un 25,8% respectivamente).

Servicio: Amable y correcto, con ligeros retardos entre los chipirones y las zamburiñas, entre los segundos y los postres, y en los cafés. La limitación del recinto obligaba al camarero a servir el plato desde el otro lado de la mesa e incluso, en una ocasión, a dar los cubiertos en la mano. Tras indicar que un postre no estaba al gusto del cliente se limitaron a llevárselo sin ofrecer otro a cambio. Correctamente uniformados de negro.

Comentario final: Reservado acogedor, pequeño para una mesa de ocho comensales que solo se puede servir desde uno de sus laterales. Decoración agradable. Iluminación correcta. Platos con buena materia prima, bien presentados y con resultado desigual en su preparación. Quizás el estar en un reservado proporciona más intimidad y menos atención. Ligeros retrasos entre algunos platos. Servicio amable y correcto. Nos ahorramos, al reservar por "el tenedor" 121,66 €, un 29,7% de la factura. Se incluye el I.V.A. en los precios de la carta, como debe hacerse. Invitaron a chupitos. No cobraron un postre que no gustó.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
PPe
7
8
8
6
9
-
6
6
8
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

7,25

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
39,38 €
(SIN DESCUENTO):
54,59 €
ACTUALIZADO:
(SIN DESCUENTO):
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Antonio de la Poza
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (25/10/13):
La cocina dulce de Quintana 30
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Crítica de Metrópolis
 
Actualizada el 8 de noviembre de 2013
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image