Club Tragon   Sub head    
     
 
GAUDIUM
 

Calle: Santa Feliciana, 14. Zona Chamberí. Madrid.

Teléfono: 91 594 30 37
Web: www.gaudiumchamberi.com/
Fecha: 26 de abril de 2013 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN: Cocina de mercado.
 

"Disfrutar de una cocina sencilla, hecha con amor, regada con un buen vino y deleitarse con un dulce final en buena compañía, es todo ello un verdadero placer para cuerpo y espíritu. Podría decirse que es, prácticamente, como acariciar el cielo con la punta de los dedos.

Abrimos nuestro restaurante, concebido como un lugar íntimo y especial, en el que todo aquél que nos acompañe puede abrir sus sentidos y dejarse llevar por un momento gastronómico placentero.

Recetas tradicionales, hechas con mimo, se funden en un cálido entorno para envolver con una suave caricia los sentidos del comensal. La sencillez de nuestros guisos y entrantes, junto con las mejores carnes y pescados delicadamente elaborados hacen que el placer de prepararlos, para el deleite de nuestros clientes, sea nuestra pasión diaria."

( Información extraída de su página web )

 
Fundado en: Noviembre de 2008
Propietarios: Juan Carlos y Miguel Ángel Peñas
Chef: Juan Carlos Peñas
 
Precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 40 €.
 
COMENTARIOS:
Nombre: Gaudium. Proviene del latín y significa “Placer de los Sentidos”. Se lo pusieron, como dicen su página web, porque esa es la vocación del restaurante, dar placer a los sentidos.
Miguel Ángel Peñas: Economista de profesión, decidió pasarse a los fogones para dar rienda suelta a su pasión y emprender esta aventura junto con su hermano.
Carta en la web: Si, con precios y sin fotos. Está desfasada con respecto a la del restaurante.
Carta de vinos en la web: Si, con precios.

Las cañas: Las tomamos en la mesa. Fueron cinco tercios de San Miguel 1516. Para picar pusieron unas porciones de queso manchego con rebanadas de pan tostado. Bueno. Las cobraron a 3,10 € cada una.

Local: Se encuentra en pleno barrio de Chamberí. Ocupa el lugar del antiguo restaurante Centeno. La fachada presenta dos grandes ventanales a ambos lados de la puerta y sobre ellos, en color marrón característico del local, unos toldos con el nombre y logo del restaurante. Se accede a través de un vestíbulo de cristal que, además de aislarlo del exterior sin quitarle luminosidad, redirige la entrada hacia un lateral aprovechando al máximo el comedor. Este se encuentra dividido en tres zonas. En la primera, pequeña, nada más entrar, se encuentra una pequeña barra de bar usada como recepción, las escaleras de bajada a los servicios y dos mesas. La segunda, a continuación, es la más amplia y podríamos decir que es el salón principal. Por último, al fondo, un pequeño saloncito por el que se accede a la cocina. Al principio, al haber reservado para seis, nos situaron en una mesa en la primera zona, junto a la ventana, pero como finalmente acudimos siete, nos prepararon una más grande en el tercer salón a modo de reservado. La decoración moderna y sencilla. Las paredes están pintadas en amarillo con tonos suaves. De ellas cuelgan algunas fotografías anodinas de gran tamaño con imágenes de arena del desierto, una escalera de caracol, etc... El techo es de escayola, pintada en blanco y azul pastel. La iluminación, correcta, se consigue principalmente con halógenos en el techo. El suelo aparenta ser de madera. El local tiene una capacidad para unas cuarenta personas. Las mesas, de forma rectangular, están separadas adecuadamente. Llevan, sobre un tapete marrón, manteles y servilletas blancas. Las sillas con respaldo alto y tapizadas imitando piel. Copas para el vino y sin pie para el agua. Cubertería moderna. La vajilla blanca, actual, con formato clásico salvo en las fuentes rectangulares de los platos principales. La música ambiental estaba muy alta y hubo que decir que la bajaran y aun así tardaron en hacerlo.

Comensales: Siete. Antonio Arnáiz, Raúl, Antonio de la Poza, Carlos, Justo, Ricardo y Antonio Ávila.

Pan: Son piezas individuales, de diversos tipos y formas, que te sirven sin opción a elegir. Algunas vinieron calientes, recién hechas. No ponen un plato donde dejarlas. Junto con el aperitivo lo cobran a 2,70 € por persona, aunque no nos consta en la factura.

Aperitivo:
Pulpo marinado: Sobre unas tostadas de pan va un picadillo de pulpo. El condimento enmascara el sabor del molusco. Normal, sin nada que destacar.
Entrantes:

Croquetas de ibérico: Se presentan en un plato llano. Son ocho, distribuidas radialmente desde el centro del plato donde hay algo de verdura. Bunas, crujientes por fuera y suaves por dentro, en su punto. Hechas de forma tradicional, se notan, aunque pocos, los pequeños trocitos de jamón. Se pidió una ración. El plato lo cobran a 9,00 €. (6,30 € con descuento.) Cada croqueta sale a 1,12 €.

Hummus con verduras en tempura: Se presentan en un plato rectangular, las verduras a un lado y al otro una cazuelita con el puré de garbanzos. Buena la combinación. Mejor la tempura que el hummus. Se pidió una ración a 12,00 € (8,40 € con descuento.)

Revuelto de morcilla con jamón ibérico: Lo tren en un plato llano. El revuelto se concentra en el centro como si fuera un pastel y está recubierto por lonchas finas de jamón. El huevo poco cuajado y la morcilla como diluida. Bueno. Supo a poco. Se pidió una ración a 11,50 € (8,05 € con descuento.)

Láminas de pulpo asado al pimiento de candela: Lo sirven en plato llano. Los tentáculos están cortados longitudinalmente en finas láminas recubriendo el recipiente. Por encima aceite y azafrán. Estaba muy bueno. Se pidió una ración a 18,00 €. (12,60 € con descuento.)

Segundos:

Lomo de buey con patatas al tomillo: Lo sirven en un plato grande, de forma rectangular. La carne, a un lado, ocupa la mayor parte de él, sobre ella unos granos de sal gorda. Se completa con un pimiento verde y patatas fritas, al tomillo, cortadas en cubitos. La carne muy buena. Las patatas no gustaron. Se pidió uno a 25,00 €. (17,50 € con descuento.)

Rabo de toro con uvas: Lo sirven en plato llano rectangular. Son tres porciones de rabo de toro guisado bañados en una salsa con uvas. Se acompaña, en una esquina, con un poco de arroz amarillo agrupado en forma trapezoidal. Ración generosa y buena. Se pidió un plato a 17,50 €. (12,25 € con descuento.)

Bacalao gratinado con alioli de tomate seco y albahaca: Lo sirven en el mismo tipo de plato llano rectangular. En el centro unas patatas y de canto, apoyado en ellas, una porción de bacalao gratinado. Se decora con un chorreón de aceite alrededor. Sin nada que destacar. Se pidieron dos raciones pero solo quedaba una. El plato sale a 25,00 €. (17,50 € con descuento.)

Hamburguesa de salmón y mahonesa de wasabi: Se presenta, como antes, en plato llano rectangular. El salmón picado y en forma de hamburguesa. Está hecho, al igual que el tomate que lleva encima, a la plancha. Se acompaña por aros de cebolla, berros y en una esquina la mahonesa de wasabi. No gustó. Una forma de estropear el salmón. Se pidió un plato a 17,00 €. (11,90 € con descuento.)

Lomos de melva en salsa: No estaba en la carta. Se pidió en lugar del Bacalao. Lo sirven en un plato hondo. En el fondo se encuentra la salsa a base de puré de patata con paté, aceitunas negras, pera y un condimento asiático ácido y picante. Sobre ella los lomos de melva, cortados, más hechos por fuera que por dentro, con sal gorda por encima. Decorando el plato tres trocitos de pera y ajo. La salsa, buena, gustó más que la melva. Se pidió un plato a 17,00 €. (11,90 € con descuento.)

Atún al caramelo de menta: Se presenta en un plato llano, grande y rectangular, dos porciones de atún, de un dedo de grosor, una sobre otra separadas por una capa salsa de tomate. Encima unas tiras de pimientos verdes y rojos. Se acompaña con brócoli bañado en la salsa de menta. El atún estaba en su punto, aunque llegó templado, rojo por dentro y hecho por fuera. Sabroso, muy bueno, al igual que la guarnición. La salsa le da un toque de frescor muy agradable. Se pidió un plato a 18,00 €. (12,60 € con descuento.)

Postres:

Tarta de queso manchego, uvas y gelatina de moscatel: Lo sirven en plato llano. Tiene forma cilíndrica y textura de flan. La gelatina de moscatel, transparente, ocupa una fina capa superior y deja de ver una uva de su interior. Se decora con un chorreón de jarabe de fresa. Muy rico, delicioso. Hace bueno al dicho popular: "las uvas con queso saben a beso". Se pidieron dos postres a 6,00 € cada uno. (4,20 € con descuento.)

Strudel de manzana al estilo de Viena y helado de vainilla: Lo traen en plato llano. Son dos porciones de pastel, una apoyada sobre la otra y sobre esta la bola de helado de vainilla. Se decora con un chorreón de jarabe. Buena la tarta y muy bueno el helado. Se pidieron tres a 6,00 € cada uno. (4,20 € con descuento.)

Canelón de crema sobre sopa de chocolate y caramelo de naranja: Se presenta en un plato hondo. La salsa de chocolate y naranja se encuentra al fondo y sobre ella los tres canelones de crema, semejantes a las filloas. Por encima espolvoreados con azúcar glas. Sin nada que destacar. Se pidieron dos, a 6,00 € cada uno. (4,20 € con descuento.)

Cafés e infusiones: Se tomaron cuatro cafés cortados, tres de ellos descafeinados y tres infusiones menta-poleo. No los cobraron.

Vinos:

Ars Romántica de Bardos: Vino tinto crianza 2009, con denominación de origen Ribera del Duero. Bodegas De Bardos, (www.debardos.com). "Ars Romántica es un vino de autor moderno, con una personalidad que denota gran suavidad y dulzura, fruto de una gran selección de uva. Su crianza se realiza durante 14 meses en barricas de uno y dos años de roble francés." Elaborado con uvas Tempranillo. Bueno. Tomamos dos botellas a 18,00 € cada una. El precio aproximado en la calle es de 10,70 €. Se multiplica 1,68 veces.

Marqués de Fonseca: Vino blanco con denominación de origen Rías Baixas. Elaborado con uvas Albariño 100%. Bodegas Vázquez Nieves (www.bodegasvazqueznieves.com). Se tomó una botella a 17,50 €. El precio en la calle es de aproximadamente 5,50 €. Se multiplica 3,18 veces.

Copas: Invitaron a chupitos. Pedimos dos de hierbas y dos de pacharán.
Porcentajes: Del total de la factura, un 6,3% corresponde a cañas (sin descuento sería el 4,9 %). Sin tener en cuenta las cañas y copas, el 70,8% del precio de la cena corresponde a comida y el 29,2% a bebida (sin descuento, sería el 77,6% y 22,4% respectivamente).
Servicio: Claramente insuficiente e inexperto. Solo una camarera atiende a todas las mesas. No pusieron vaso para agua a todos los comensales, lo mismo con la segunda botella de vino. Ligeros retrasos entre platos. Contestación inadecuada al pedir pan por segunda vez. No saben, o no lo apuntan, quien pidió cada plato. Va uniformada correctamente.

Comentario final: Restaurante moderno con decoración sencilla. Iluminación adecuada. Buena comida, tanto en presentación como en calidad. Platos clásicos e innovadores. Generosos los segundos. Maître atento y cercano. Servicio insuficiente e inexperto. Al hacer la reserva a través de "el tenedor", nos ahorramos un 23,1 % del total (sin contar copas y cañas), en este caso 69,00 €. Sin esta oferta cada uno habría pagado 42,72 €, en lugar de los 32,87 €, 9,85 € más. Incluye el I.V.A. en los precios de la carta, como debe hacerse. En la factura no figura ni el pan y aperitivo, ni los cafés.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
8
8
8
7
8
-
7
8
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

7,71

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
32,87€
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Antonio de la Poza
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (26/04/13):
 
Entradas, carnes y pescados
Postres
 
 
Actualizada el 10 de septiembre de 2015
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image