Club Tragon   Sub head    
     
 
CASA GRANA
Restaurante cerrado en 2014
 
Calle: Orellana, 6. Zona Centro. Madrid.
Teléfono: 91 308 32 77
Web: No tiene
Fecha: 30 de noviembre de 2012 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN: Cocina casera y de mercado .
 

"Restaurante pequeño basado en la cocina de mercado y en la clientela fiel. Entre sus platos estrella se encuentra la gallina en pepitoria, dicen que de las mejores de Madrid, y el bonito encebollado."

 
Fundado en: 1987
Propietario: FORSALE RELATIONS, S.L.
Regentado por: Gonzalo Fidalgo y Antonio Mantecón
 
Precio medio estimado por persona en la fecha de la cena 35 €.
 
COMENTARIOS:

Nombre: Casa Grana. Quizás porque este es el color que predomina en su decoración. Paredes, sofás, bajo manteles, servilletas, cortinas, etc...

Carta en la web: No tiene.
Carta de vinos en la web: No tiene.

Las cañas: Las tomamos en la mesa. Fueron seis dobles con alcohol, a 2,50 € y una sin a 3,00 €. De aperitivo pusieron dos recipientes de aceitunas con hueso.

Local: Situado en una calle Orellana, ahora peatonal, ocupa los bajos de un edificio de mediados del siglo pasado. La fachada es de color albero con zócalo de granito. Tanto la puerta de entrada como las dos grandes ventanas que la flanquean, son de madera acristalada y están rodeados por un marco de yeso pintado de blanco. Sobre los ventanales se extienden sendos toldos de color grana con letras blancas. El local está a algo más de medio metro sobre el nivel de calle por lo que nada más entrar nos encontramos unos escalones de subida. Para aislar la entrada del exterior se usa una cortina con forma semicircular del color que da nombre al restaurante. El comedor, pequeño, es rectangular, casi cuadrado. Está dividido trasversalmente por un murete a media altura y columnas. La parte posterior tiene, a la derecha, una pequeña barra de bar que no se usa a tal efecto, pasada esta se accede a la cocina y los servicios. La zona anterior se subdivide, a causa de la escalera de entrada, en otros dos saloncitos, uno a cada lado de las ventanas que dan a la calle. A nosotros nos situaron en el de la izquierda. Las paredes están pintadas en color grana, salvo las que separan ambos espacios que al igual que las columnas lo están de blanco. Un zócalo de madera a media altura rodea el salón y sobre este, a la altura de las cabezas cuando se está sentado, un espejo. En las paredes, para aprovechar espacio, se sitúan unas repisas donde se pueden dejar los abrigos. El suelo es de losetas de barro con yagas. El techo, de escayola blanca. La iluminación es adecuada mediante focos halógenos. La mesa que nos pusieron, en forma cuadrada, estaba formada por la unión de cuatro mesas pequeñas y ocupaba todo el saloncito. Las personas que se sentaron junto a la pared lo hicieron sobre un sofá corrido. Las sillas, de madera, tipo oficina de mediados del siglo pasado, llevaban un cojín color granate con motivos dorados hecho con la misma tela del sofá y a juego con las paredes. El mantel de color blanco, las servilletas y el bajo mantel granate. Copas para agua y vino. La vajilla clásica, blanca para los platos y con cenefas de flores para los postres. La cubertería normal.

Comensales: Siete: Antonio de la Poza, Antonio Arnáiz, Raúl, Carlos, Justo, Ricardo y Antonio Ávila.

Pan: El pan se podía elegir entre blanco e integral. Lo sirven en piezas individuales, el primero en forma redonda y el segundo alargada. El cubierto lo cobran a 1 €.

Aperitivo: No pusieron, quizás porque consideraron suficiente las aceitunas puestas con la cerveza.
Entrantes:

Croquetas caseras: Lo sirven en un plato llano, sobre papel absorbente. Vienen doce croquetas de tamaño pequeño. Se pueden comer de un bocado. Crujientes por fuera y blandas por dentro sin llegar a ser cremosas. Aceitosas al no estar bien escurridas. Sabor bueno con un ligero toque a pimienta. El plato sale a 9,00 €, cada croqueta sale a 0,75 €.

Tempura de Shitake: Se presenta en un plato llano, sobre papel absorbente. Las setas están desigualmente rebozadas. Están ligeras y suaves manteniendo su sabor natural. Ha gustado. El plato sale a 12,00 €.

Virutas de Alcachofas y Zanahorias: Las sirven en platos llanos, sobre papel absorbente. La zanahoria está frita y cortada en tiras finas semejante a las patatas paja. Las alcachofas en pequeñas láminas rebozadas. Resultaron buenas. Se pidieron dos raciones, El plato sale a 11,00 €. En realidad pusieron dos medias raciones a 8,00 € cada una.

Calamares a la Romana: Se presentan en platos llanos, sobre papel absorbente, con el mismo formato de todos los platos anteriores. Se acompaña de dos trozos de limón y patatas paja. Los calamares sin nada que destacar, las patatas refritas. Se pidieron dos raciones, cada una de ellas a 18,00 €.

Segundos:

Confit de pato al Predro Ximenez: Se sirve en plato llano. En una mitad, un muslo de pato con el hueso limpio, bañado en la reducción de P.X., en la otra patatas paja. El pato estaba crujiente, gelatinoso y dulce por el sabor de la salsa. Buenísimo, muy bien conseguido. Las patatas, al igual que antes, muy fritas. Se pidió un plato a 17,00 €.

Magret de pato al Oporto: Se presenta de igual forma que el confit, salvo que la carne está fileteada y la salsa es de vino de Oporto. Sin nada que destacar. Se pidió un plato a 17,00 €.

Lubina a la sal. Se sirve en plato llano. A cada comensal le ponen parte de la lubina acompañada de arroz blanco. Estaba buena. Se pidieron dos raciones para cuatro personas. Cada una a 40,00 €.
Bonito encebollado: Igualmente se sirve en plato llano. En el centro se sitúa una porción de bonito cubierto por trozos de cebolla y pimientos cocinados. Es uno de los platos estrella del local y al parecer cumplió porque gustó mucho. Se pidió una ración a 18,00 €.
Postres:
Biscuit con caramelo glaseado. En un plato llano se presenta en el centro el helado, semi derretido, con restos del caramelo glaseado en su superficie. Sin nada que destacar. Se pidió uno a 5,00 €.
Helado de ron con pasas: Lo traen en un bol de cristal. Son dos bolas. Bueno. Se pidió uno a 5,00 €.

Helado de ron con pasas y dulce de leche: Igual que el postre anterior solo que cada una de las bolas es de un sabor diferente. El helado de dulce de leche normalito y algo mejor el de ron con pasas. No parecen caseros. Se pidió uno a 5,00 €.

Sorbete de limón con cava: Lo sirven en copa alargada. Está poco mezclado quedando al rato separados sus componentes. No gustó. Se pidieron dos a 7,50 € cada uno. En la carta el sorbete con licor figura como 6,00 €, por lo que cobraron 3,00 € de más.
Torrija flambeada con plátano: En un plato llano se presentan en el centro un buen trozo de torrija. El plátano, cortado en rodajas, se distribuye por encima y por los laterales. El plato se encuentra bañado por los restos del alcohol quemado. La torrija crujiente por fuera y por dentro poco empapada e incluso seca. Buena. El plátano mojado en la salsa bueno. Se pidió una a 5,00 €.
Cafés: Se tomaron tres cafés cortados, de los cuales dos fueron descafeinados. El café no gustó. También se tomaron tres infusiones menta-poleo y una manzanilla. Pusieron chocolatinas de acompañamiento. Cada una de las bebidas costó 2,00 €.
Vinos:
Fuentespina: Vino tinto Crianza 2007, está elaborado con uva Tempranillo, con denominación de origen Ribera del Duero, bodegas Avelino Vegas (www.avelinovegas.com). Estaba bueno. Pedimos dos botellas a 14,00 € cada una. El precio de una botella en la calle es de unos 10,00 €. En la factura figura otro vino.
Heredad de Peñalosa: Vino joven blanco de 2011, elaborado con uva Verdejo, con denominación de origen Rueda, de las bodegas Pascual (www.bodegaspascual.com). Muy bueno. Nos tomamos una botella a 18,50 €.
Copas: No invitaron a chupitos.
Porcentajes: Del total de la factura, un 5,8% corresponde a cañas y copas. Sin tener en cuenta las cañas y copas, el 81,4% del precio de la cena corresponde a comida y el 18,6% a bebida.

Servicio: Correcto. Algo de discontinuidad entre primeros y segundos. Sencillamente uniformados.

La carta y la factura: La carta contiene los precios con el I.V.A incluido al igual que la factura. La factura contiene errores. Los sorbetes con licor los cobraron a 7,50 € en lugar de a 6,00 € y las infusiones a 2,00 € en lugar de a 3,00 € como indica la carta. Como resultado un euro a favor del cliente.

Comentario final: Fue desagradable ver que al entrar había una persona sentada en una mesa fumando, afortunadamente se marchó antes de empezar la cena. Local pequeño con decoración clásica. Bien iluminado. Platos correctos pero poco cuidados en su presentación. Servicio correcto. El aforo del restaurante estaba prácticamente a la mitad con solo dos mesas.

 
Antonio Ávila .
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
7
7
6
6
8
-
6
6
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

6,57

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
45,67 €
ACTUALIZADO:
 
Reservó Raúl
 
Ver factura
Ver tarjeta
La carta (30/11/12):
La carta: Entradas
La carta: Carnes y pescados
La carta: Postres
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Crítica de Metrópolis
 

 

Actualizada el 10 de septiembre de 2015
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.

 

 

 

Image