Club Tragon   Sub head    
     
 

CASA MATíAS

Restaurante cerrado en 2012
 

Calle: San Leonardo, 12. Zona Centro. Madrid.

Teléfono: 91 541 76 83
Web: www.casamatias.es
Fecha: 24 de junio de 2011 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN:

Sidrería - asador vasco

 

"Casa Matías es el tercer establecimiento de una saga que arranca en Tolosa (Casa Julián) y se prolonga en la Cava Baja de Madrid (Casa Julián de Tolosa) y, desde hace unos años, está en manos de Mikel Gorrochategui, hijo del fundador de la saga.
De alguna manera, en Casa Matías se marca la diferencia. Frente al asador puro y duro proponemos una versión actual de la sidrería de toda la vida en la que las carnes rojas y los pescados a la parrilla (sobre todo el rodaballo el cogote de merluza o el rape) se dan la mano con fórmulas tan populares como la tortilla de bacalao y el arroz con bogavante. Sin olvidar nuestro sello, que está en la calidad de los productos utilizados y en la manera de elaborar y asar la carne. "

(Extraído de su página web)

 
Fundado:

2007

Regentado por: Matías Gorrotxategui
Chef: Mikel Gorrotxategui
Arquitecto: José Carlos Goyeneche

La Cofradía Club del Tragón lo visitó en la cena Nº 63 el restaurante Casa Julián de Tolosa, el primer restaurante con el que Matías Gorrotxategui comenzó en Madrid .

 
El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 45€.
 
COMENTARIOS:

Las cañas: Las tomamos en la barra del restaurante. De aperitivo pusieron unas aceitunas. Estaban buenas. Fueron cinco cañas a 2,92 € cada una.

Nombre: Casa Matías, por su dueño, Matías Goorotxategui.

Carta en la web: Si, sin precios.

Carta de vinos en la web: No.

Local: La fachada es de pizarra negra, sin ventanas. A un lado, metida hacia adentro, se encuentra la entrada, en madera. Al otro, un gran tablón, con el nombre y el logotipo del local grabados. Al entrar nos encontramos a la izquierda una larga barra que termina en una enorme "kupela". Al lado, tres escalones nos elevan al salón. En él hay otras dos barricas de sidra donde el cliente se puede servir. Al fondo, totalmente visible por un cristal, se encuentra la cocina. Las paredes están pintadas de amarillo fuerte, algunos lienzos son de pizarra y otros llevan zócalo de madera a media altura. El suelo de losetas negras en el bar y baldosas de barro con yagas en el salón. La iluminación principal, a base de halógenos en el techo, proporciona la luz necesaria y se completa con la indirecta de apliques embebidos en la pared. El comedor, diáfano en el centro, contiene en un lateral, separaciones entre mesas para dar algo de intimidad. Mesas redondas y cuadradas con sillas de madera barnizada. El mantel y las servilletas blancos. Vasos grandes de sidra para el agua y copas de pié alto para el vino. Vajilla de losa blanca con platos clásicos redondos y modernos de forma cuadrada y ondulada. Cubertería tradicional.

Comensales: Cinco. Carlos, Justo, Raúl, Paco y Antonio Ávila.
Pan y aperitivo: El pan se presenta cortado en porciones suficientes, con mucha miga. Como aperitivo sirven un plato en forma de cazuelita con chistorra frita cortada en porciones. Nada grasienta y de buen sabor. Precio: 1,62 €.
Para compartir:
Boletus laminados con huevo pochado: Lo traen en un plato de forma cuadrada, cuyo fondo ha sido regado con un aliño de aceite. Sobre este los boletus fileteados y dos huevos pochados. El camarero los rompe y mezcla dejando el plato preparado para servir. Las setas semi crudas y crujientes preservan su sabor potenciado por el huevo. Muy buenos. El plato no figura en la carta. Se pidió una ración a 21,6 €.
Foie a la plancha: Lo sirven en un plato semejante al de los boletus y con la misma salsa de base a la que se le añade un chorreón de líquido rojo dulzón. En el centro, sobre una base de patata y manzana asadas, se sitúan tres bloques de foie a la plancha. Muy buena la salsa, la patata y la manzana, al igual que el foie que estaba en su punto. Se pidió un plato a 17,28 €.
Anchoas fritas: Las sirven en una fuente blanca con una salsa vinagreta con ajo todo muy suave. Están semi fritos, conservan el sabor de la anchoa acercándose a los boquerones en vinagre aunque mucho más delicado. Muy bueno. El plato trae unas quince anchoas, que salen a 0,65 € cada una. Se tomó una ración a 9,72 €.

Pimientos del piquillo (Julián de Tolosa): Se presenta en el mismo recipiente en el que se hacen al horno. La peculiaridad es que están caramelizados, dándole un sabor dulzón al pimiento, sin perder el suyo propio. Muy poco picantes. Buenos. Se pidió una ración para acompañar a los segundos. Salió a 12,98 €.

Segundos platos:

Chipirones en su tinta: Se presenta en cazuelita, en su tinta de forma clásica. Se acompaña de un cuenco de arroz blanco. Buenos, la salsa con la tinta muy densa. El plato sale a 15,12 €.

Bacalao tres gustos: Se sirve en una fuente tres piezas de bacalao cada una cocinada de forma diferente, a la brasa, al pil-pil y estilo Matías. El bacalao estupendo, suave, fresco, se deshace en la boca. La salsa pili-pil ligera y sabrosa. Se pidieron tres platos, cada uno a 19,44 €.
Solomillo: Se sirve en un plato cuadrado acompañado de patata cocida y la salsa de aceite. Dos piezas. Bueno, en su punto. Se pidió un plato a 19,44 €.
Postres:
Cuajada: Se presenta en el recipiente típicamente asociado a la cuajada, una especie de receptáculo para leche en miniatura. Se tomó con azucar. Totalmente casera, buenísima y nada agria. Se pidió una a 4,86 €.

Tejas y cigarrillos de Tolosa: Se presenta en un plato de cristal. Las tejas de toda la vida y otras semejantes pero enrolladas que deben ser los "cigarrillos". Se acompañan con unos bombones. Sin nada que destacar. Se pidió uno a 4,86 €.

Mousse de chocolate: Se presenta en plato llano con chocolate espolvoreado con un chorreón de chocolate líquido. El mousse en forma de semiesfera. Se acompaña de una bola de helado de yogurt. Bueno. Se pidió una a 4,86 €.
Helados variados: Se presenta en un cuenco. Tres bolas de helado, dos de turrón y una de yogurt. Muy buenos. Se pidió una a 4,86 €.
Tarta de manzana: De presentación similar al mousse de chocolate solo que sustituyendo este por la tarta. Muy dulzona. Se pidió una a 5,40 €.
Cafés: Se pidieron cinco cafés a 2,40 € cada uno.
Vino:

Muga crianza 2007: Con denominación de origen Rioja, de las bodegas del mismo nombre (www.bodegasmuga.com). Se pidieron dos botellas a 21,06 € cada una. En la calle se vende sobre unos 13,00 €.

Copas: Invitaron a chupitos. Una copa de pacharán.

Servicio: Correcto y amable. Cambiaron de plato y cubiertos en cada uno de los entrantes. Solo hubo un ligero retraso al comienzo de la cena.

Porcentajes: Del total del precio en factura de la cena, sin incluir las cañas, el 75,1% corresponde a comida y el 24,9% a bebida.

La carta y la factura: Ni en la carta ni en la factura los precios contienen el I.V.A incluido, como debe hacerse.

Comentario final: Local amplio, decorado como una sidrería vasca, bien iluminado. Comida de buena calidad y raciones adecuadas. Carta clásica con ligeros toques de modernidad. Servicio excelente sin agobios.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
8
-
-
8
8
7
8
-
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

7,80

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
49,90€
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Raúl
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
Carta (24/06/2011):
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Críticade metrópoli
 
 
Actualizada el 5 de enero de 2016
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image