Club Tragon   Sub head    
     
 
PANDELUJO
 
Calle: Jorge Juan, 20. Zona Salamanca. Madrid.
Teléfono: 91 436 11 00
Web: www.pandelujo.es
  CENA
Fecha: 25 de febrero de 2011 251
 
 
PRESENTACIÓN: COCINA DE AUTOR E INTERNACIONAL.
 

“ESTÁ EN EL AMBIENTE.

¿ERES CAPAZ DE SENTIRLO?

EN PANDELUJO ........

EXPERIMENTA CON TUS SENTIDOS"

( Extraída de su página web )

 
Fundado en: Junio de 2006
Propietario: Benjamín Calles
Chef: Alberto Chicote
Jefe de cocina: Daniel Nepal
Nos atendió: Rosana
Arquitecto: Dani Freixas
 
Al mismo grupo pertenece el restaurante NODO ( www.nodo.es ) que ya visitamos en la cena Nº 138 .
Precio medio por persona de 45.00 € en la fecha de la cena.
COMENTARIOS:
Nombre: Pandelujo. Quizás le venga porque el restaurante ocupa el local de lo que antes fue una tahona o panadería. En la fachada se lee "Fabrica de Pan de Lujo" y a continuación, flanqueado por el número 20 de la calle, el nombre, "Viena" acompañado por algunas de sus especialidades: "Bodega", "Repostería", "Pan de lujo" y "Helados".
Carta en la web: No figura.
Carta de vinos en la web: No figura.
Entorno: El barrio de Salamanca, cerca de la plaza de Colon. Esta parte de la calle Jorge Juan se caracteriza por tener un buen número de restaurantes, muchos de ellos famosos. La zona ha sido últimamente remodelada dejando la acera a nivel de la calzada y esta, en vez de asfaltarla, la han adoquinado, como antiguamente. Los bolardos delimitan ambas zonas. El aparcamiento complicado, aunque el parking de Colón esta cerca.
Las cañas: Las tomamos en la mesa del restaurante y a precios de mesa de restaurante. Se pidieron cinco tercios de mahou a 4,60 € cada uno y una cerveza sin alcohol a 4,32 €. Las sirvieron en vaso.
Local: La fachada está dividida en tres partes, a la izquierda la puerta de cristal que da paso al restaurante y en el centro y a la derecha, unos inmensos ventanales. El poco espacio que queda está pintado de blanco, incluso el nombre del restaurante, esculpido en escayola en la parte superior y que si no te fijas pasa desapercibido. Nada más entrar, a la diestra, una amplia sala que da a los ventanales de la calle. Está pensada para tomar el aperitivo, tiene mesas bajas y su suelo, elevado y traslúcido, se ilumina por la noche cambiando de color. Inicialmente, debido a que la reserva la hicimos a última hora, nos iban a colocar allí. Ignorábamos la altura de las mesas. Afortunadamente nos situaron en el comedor principal, un poco más adentro, tras atravesar un pasillo. Al entrar, lo primero que impresiona es el patio del fondo que, al estar separado por una enorme cristalera, parece incorporado al salón. Incluso parte de este se adentra en aquel, dejando ver el cielo, como si de una caja acristalada se tratase. El patio, en ladrillo viejo visto, en vez de suelo tiene un estanque de agua. Al fondo, equidistribuidas, como flotando en el agua, tres grandes lámparas rectangulares de tela blanca y de aproximadamente 2x2x0,4 m que cambian de color y dan un ambiente relajado. El comedor se articula a lo largo del ventanal. Al otro lado las cocinas y las paredes que, cuando no son de ladrillo visto se cubren con modernas estanterías para almacenar botellas y de más. La iluminación es indirecta, ya sea por la luz que sale del fondo de las estanterías o bien por unos focos, detrás de los asientos, que apuntan hacia placas metálicas colgadas del techo. Aunque se consigue una iluminación difusa, es algo molesta, ya que, cuando un comensal se separa de la mesa apoyándose en el respaldo, impide que la luz se refleje y oscurece la mesa. El techo de color ladrillo. Las mesas, cuadradas, de madera, son todas iguales y se juntan para conseguir acoplar a los clientes. Nos situaron en una serie de tres mesas, entre un sillón corrido y sillones individuales con apoya brazos. En el restaurante, aunque no se usan manteles, si se ponen servilletas de tela de color blanco. El agua la sirven en vaso y el vino en copas grandes. La cubertería moderna y alargada. La vajilla toda blanca con fuentes de diversidad de formas y tamaños.
Comensales: Seis. Raúl, Antonio Arnáiz, Carlos, Antonio de la Poza, Ricardo y Antonio Ávila.
Pan y aperitivo: Haciendo honor a su nombre, el pan es de lujo, pudiendo escoger en cualquier momento una pieza de los diferentes tipos: francés, de aceite, de pasas, de pueblo, blanco, de frutos secos, de leche, de maíz, etc... El aperitivo aceite con albahaca recién cortada. Se sirve en recipiente de cristal transparente y de base inestable por lo que lo apoyan sobre un toro de goma. A 2,10 € por comensal.
Para compartir:
Berenjenas fritas con humus y miel de caña: Se sirve en un bol grande con el humus al fondo. Las berenjenas están cortadas en lonchas muy finas. Buenas, crujientes. Se pidió una ración a 11,80 € cada una.
Croquetas de jamón ibérico: Se presentan en una fuente con un papel de fondo para absorber el aceite. Vienen nueve y tienen forma de bolitas. Buenas, suaves y sin tropezones. Se pidió una ración a 7,40 €, unos 0,82 € la croqueta.
Alcachofas fritas con salsa Romesco: Se presentan en una bandeja rectangular sobre cama de salsa Romesco, divididas por la mitad aunque no separadas. Cinco alcachofas. Estaban buenas. A 10,30 € la ración y 2,06 € cada una.
Pulpo a la brasa con huevo meloso papas arrugas y mojo canario: Se presenta en plato grande con el huevo sin deshacer, trozos de pulpo, el mojo en forma de gotas grandes y pequeñas porciones de patatas arrugas. Se revuelve el huevo con el pulpo, salsa y patatas. Muy bueno. Se retrasaron al servirlo. La ración a 17,50 €.
Segundos platos:
Merluza al carbón, verduras salteadas y su jugo de mar y montaña: Viene en fuente, la merluza sobre las verduras y estas sobre el jugo. Normal, la salsa, como de soja, le da la gracia. Se pidió una. El plato a 25,70 €.
Carré de cordero lechal asado, trufa y raíces salteadas: Se presentan en un plato cuadrado, la carne a un lado y las verduras al otro. Buenísimo. Se pidió un solo plato a 25,70 €.
Pluma de presa ibérica a la parrilla, salsa de miel y mostaza: Viene en bandeja, cortada y presentada en zigzag. Normalita. Se pidió una ración a 24,20 €.
Jarrete de ternera sin cuchillo con endivias asadas y jugo trufado: Para dos. Se presenta en plato hondo, con el hueso hacia arriba y bañado de la salsa, las endivias nadan en la salsa. Muy bueno. La carne, muy gelatinosa y la salsa muy buena. Sale a 42,00 €.
Carabineros a la brasa con salsa de té y jengibre: Se presenta en plato hondo, con el cuerpo pelado, la cabeza intacta y bañados en la salsa que también contiene briznas de zanahoria. Cuatro carabineros pequeños. Sabrosos, con mucho jugo, muy buenos. La salsa buena pero pasada de sal. Un plato a 30,20 €.
Postres:
Soufflé cremoso de chocolate sobre sopa de cítricos y anís estrellado, helado de yogurt y grosellas: Se trae en plato semi hondo grande, la sopa a penas una cucharadita, al fondo. A un lado el soufflé y encima el yogurt decorado con una frutita. Se completa con dos moras, roja y morada y se ornamenta con un chorreón alrededor de salsa, quizás de fresa. El soufflé caliente, con dos texturas, exterior e interior, bueno para unos, normal para otros. Eñ yogurt buenísimo. Se pidieron dos, cada ración a 7,60 €.
Terrina de chocolate con picotas del Jerte y cremoso de chocolate blanco a la naranja: De presentación parecida al anterior, solo que el plato es llano y se añaden cinco puntos de salsa donde se apoyan las correspondientes picotitas. Normal. Se pidió uno a 5,90 €.
Tarta muy fina de manzana con helado de vainilla de Madagascar: Se sirven en plato llano. Es una tarta individual, redonda y en el centro lleva el helado. Muy buena, especial para golosos pues lleva una base de azúcar. Se pidió una a 6,60 €.
La tarta de queso que hacemos todos los días: Se presenta una porción en fuente de cristal, el helado, al lado y el ornamento del chorreón. Muy buena. El postre sale a 6,60 €.
Helado de yogurt y vainilla: Se pidió uno. Viene en copa. Helados caseros muy buenos. El precio es de 4,90 €.
Cafés o infusiones: Se pidieron dos cafés descafeinados y un cortado a 2,10 € cada uno. También tres infusiones "mint splash" a un precio unitario de 2,75 €. Los poleos los sirvieron en vasos especiales, como si fueran dos y estuvieran uno dentro del otro. Con el café pusieron un platito con chocolate.
Vinos:
Volver: Vino tinto crianza 2008, con denominación de origen La Mancha. De las bodegas Volver, ( www.orowise.com ). Muy bueno. Tomamos dos botellas a 26,30 € cada una. Precio en la calle 16,70 €.
Copas: No invitan a chupitos. Se pidieron cuatro copas. Tres de ron Habana 7 años a 13,00 € cada una y un gin Beefeater a 10,25 €.
Servicio: Correcto y eficiente. La cocina tuvo leves retrasos entre primeros y de primeros a segundos. No ponen mantel en las mesas.
Comentario final: Restaurante bonito, de decoración moderna y cocina vanguardista basada en platos tradicionales. Fusión de culturas. Los platos se componen a base de unión de otros. Se presta atención a los típicos locales como el mojo, el humus, la salsa Romesco etc...La mesa estaba bien situada y se nos atendió adecuadamente. La comida de calidad y buena. Precios altos para estos tiempos, sobre todo las copas.
Notas: El I.V.A, como debe ser, se incluye en los precios de la carta, sin embargo en la factura aparecen sin él. Las cervezas y las copas que últimamente tomamos en el propio restaurante suponen un incremento grande en la factura que, aunque no se deben tener en cuenta, condicionan a la hora de puntuar el restaurante. En este caso hemos pagado por las copas y cervezas un 22,6 % adicional del coste de la cena. La cena sale a 59,6 € y la bebida extra a 13,5 €.
 
 
Antonio C. Ávila .
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
7
6
4
9
-
-
7
6
 
PUNTUACIÓN MEDIA:
6,67
 
 
PRECIOS DE LA CENA:
 
POR PERSONA:
59,61 €
ACTUALIZADO:
 
 
Reservó Antonio Ávila.
Ver factura
Ver tarjeta
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Critica de metrópoli
 
 
Actualizada el 5 de marzo de 2011
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 

Image