Club Tragon   Sub head    
     
 

CON AMOR, PINCHOS & ARROCES

Ha cambiado de ubicación
 
Calle anterior: Ponzano, 47. Zona Chamberí. Madrid.
Calle : Espronceda, 34. Zona Chamberí. Madrid.
Teléfono: 91 395 23 15
Web: www.restauranteconamor.com
Fecha: 27 de noviembre de 2009 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN:
Cocina cordobesa y mediterránea. Arroces.
 

"En CON AMOR entendemos que el ingrediente principal en la vida como también en la cocina es el cariño y lo utilizamos en grandes cantidades en todos nuestros platos.
Nuestro local está ubicado en el barrio de Chamberí, con una decoración moderna y minimalista que fue diseñado por Ignacio García de Vinuesa; se divide en tres espacios: la sala principal para 50 comensales, un sala en la planta superior para otros 25 y un reservado para 12 personas. Tenemos una carta en la que conviven la cocina más tradicional con cuidadas elaboraciones más actuales, dando siempre el protagonismo al producto y con una máxima que obedece al nombre del restaurante, cocinar con mucho cariño."

(Información extraída de su página web)

 
Fundado: 2007
Propietario: PINCHOS Y ARROCES S.L.
Dirección: Juan José Canals
Chef: Juan José Canals
Jefe de sala:  
 
El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 30 €.
 
LOS COMENTARIOS DE RAÚL:

Local:

Los dueños son hijos de los dueños de Dª Paca. El local es ruidoso y nada cómodo, está pintado en tonos rojizos y grises, en gran parte. La carta indica "Con amor pinchos @ arroces" e incluye corazones rojos en la carta. Nos colocaron cerca de la puerta y hacía frío, según Ricardo pasamos mucho frío, "oleadas de frío", " frío Polar".

Aperitivo:

¡ No pusieron nada !

A compartir:

Salmorejo cordobés (<regular, sabe algo así como a maicena , 8 €); Calamares a la romana (regular, algo "chiclosos", los ponen con patatas paja ¡de paquete!, 12 €); Los callos de mi abuela (b, falta algo de picante, 15 €); Chipirones encebollados (muy bien, 13 €); Berenjenas con salmorejo (< bien, frío y algo aceitoso, 9 €).

Segundos:

Solomillo a la sartén (es de buey, s/c, 18 €); Callos de mi abuela (b, 15 €); Carrillera de ternera con hongos (> bien, 16 €); Solomillo Wellington (s/c, en hojaldre y con foie, 21 €); Arroz con carabineros (mb, con ali-oli, 20 €); Ravioli de carrillada con foie (s/c, 18 €).

Postres:

Todos a 5 €. Zumo de naranja (bien, normal); Tarta Tatín de manzana; Sorbete de limón al cava; Ídem de mandarina; Tarta de chocolate.

Bebidas:

Vino de la Ribera del Duero, Pago de Capellanes Crianza 2007 (bien, 22 €); Cuatro Pagos Crianza 2004 (Rioja, > bien, 18 €); Clavidor (Blanco verdejo 100%, de Rueda, por copas, bien); Agua Solán de Cabras.

Otros:

Pan (2 €); Poleo-menta Lipton (b); Pedimos (y nos invitan) a unos chupitos.

Comentario final:

Esta noche da la impresión que estaban sobrepasados tanto en la cocina. Como en Dª Paca hay varios guisos y arroces que se deben de probar. Yo he vuelto y estuve más cómodo, no pasé frío y comí bien. Al principio de la cena, Paco les dijo que éramos una peña gastronómica, que teníamos página web, etc..., por lo que a mi (a otros en menos medida) me preguntaban mucho por mi parecer sobre cada plato.

 
OTROS COMENTARIOS:

Cañas: Aunque quedamos a partir de las 9:30 en la barra del restaurante, al ser esta pequeña y tener mesas delante, nos reunimos enfrente, en el bar "Don Ulpiano", una franquicia entorno a productos del cerdo ibérico (www.donulpiano.com). Las cañas a 2,00 €.

Nombre: Con Amor. Según he leído, el nombre está relacionado con un periodo en la vida del propietario en el que el amor llamó a su puerta.

Carta en la web: Si, con precios sin I.V.A. y algunas fotos.

Carta de vinos en la web: No.

Entorno: Una de las zonas más pobladas de bares y restaurantes de Madrid. Es muy difícil aparcar y es mejor venir en transporte público.

Local: La fachada presenta a la derecha un gran ventanal y a la izquierda adentrándose poco más de medio metro, una puerta acristalada de doble hoja de la que solamente se usa la mitad. Los marcos y cercos están pintados de color rojo fuerte y la mayor parte del revestimiento de color negro. Para preservar algo la intimidad del local, la parte baja de los cristales son opacos. Una vez atravesada la puerta se entra directamente en el restaurante. No hay ni si quiera un pequeño distribuidor. Incluso una pequeña barra de bar se ve inutilizada por las mesas situadas delante. Se percibe que, al ser el local no muy grande, se ha preferido extender el restaurante a todo el espacio útil, prescindiendo de todo lo demás. A la izquierda y al fondo se sitúan las mesas del restaurante y a la derecha entre barra y ventanal las adicionales. La decoración del local es moderna y minimalista, Predominan los tonos blancos, negros, rojos y marrones. Las paredes esta revestidas de madera oscura hasta media altura, y de cristal blanco opaco en la parte superior. Los suelos imitan la madera oscura de las paredes y los techos son blancos. Sólo la zona del bar presenta sus paredes de color rojo fuerte. La iluminación es indirecta y proviene principalmente de detrás de los cristales opacos de las paredes. En la zona del bar se ayuda de las luces bajo la barra y encima del mostrador. Las mesas, cuadradas y rectangulares, están cubiertas por manteles rojos y bajomanteles negros al igual que las fundas de las sillas. El espacio entre mesas es escaso en la zona donde cenamos. La vajilla blanca, moderna y sencilla, aunque los platos con los que se nos recibe son negros con siluetas de corazones rojos. Copas clásicas grandes y cubertería normal. Nos colocaron en la zona adicional, junto a la puerta. La iluminación para cenar fue escasa y las puñaladas de frio cada vez que se abría la puerta, constantes. El nuevo local situado en la calle Espronceda 34 ya ha sido visitado por la Cofradía Club del Tragón en abril de 2002, en la cena Nº 146, cuando lo ocupaba el restaurante La Cava Real, en enero de 2009, en la cena Nº 226, cuando estaba el restaurante Diablo Mundo y en la cena Nº 253, cuando estaba el restaurante Brookei.

Comensales: Ocho. Raúl, Antonio de la Poza, Ricardo, Antonio Arnáiz, Paco, Justo, Carlos y Antonio Ávila. Pleno.

Pan:

El pan en forma de bollito individual. Te ofrecían más si te hacía falta. A 2,00 € por comensal.

Aperitivo:

No pusieron aperitivo de ningún tipo.

A compartir:

Salmorejo cordobés: Se presenta en un recipiente en forma de tronco de pirámide invertido. Va acompañado por gajos de huevo duro y picadillo de jamón. El salmorejo muy suave y nada salado. Muy bueno. Se pidió una ración a 8,56 €.

Berenjenas con salmorejo: El salmorejo, sin más, se sirve en un cuenco semejante al anterior pero pequeño. Las berenjenas finamente cortadas y bien fritas. La mezcla de ambos muy buena. Se pidió un plato a 9,63 €.

Chipirones encebollados: Plato correctamente presentado con seis chipirones. Sabiendo que era para compartir entre ocho, podían haber tenido el detalle de añadir dos más y cobrarlos. Los calamares muy buenos y tiernos. La cebolla caramelizada le da un sabor muy agradable. A 13,91 €.

Calamares a la romana: Se presentan en un plato rectangular blanco que se acompaña de patatas paja y limón. La fritura bien realizada y el sabor adecuado. Hubo algún pero a la textura. Una ración a 12,84 €.

Los callos de mi abuela: Un clásico de cuchara. Exquisito. Nada picante. La salsa, muy buena y suave, cambia de textura en la boca haciéndose más pastosa. La morcilla me dicen que buenísima. Se pidió un plato a 16,05 €.

Segundos:

Los callos de mi abuela: Como en gustos no hay nada escrito, Carlos los pidió pensando que eran picantes, por lo que no le agradó en demasía. A 16,05 €.

Solomillo Wellington con salsa de foie al oporto: Bien presentado en plato hondo. El solomillo, de cerdo, un poco más hecho de lo solicitado y con poco hojaldre. La salsa muy buena. Se presenta acompañado por un plato de patatas fritas. Plato a 22,47 €.

Arroz con carabineros: Para dos. Se trae la paellera a la mesa antes de servirla. Muy bueno con notable sabor a carabineros. Ración 22,47 € por persona.

Carrillada de ternera con hongos: Presentada en plato llano con un tronco de pirámide de arroz blanco en el centro. Jugosa y buena de sabor aunque algo agrio. Se pidieron tres raciones a 17,12 €.

Solomillo de buey a la sartén: Se presenta en plato llano acompañado de patatas fritas, tomates pequeños y calabacín. Solomillo de ternera frito vuelta y vuelta, con sal gorda por encima. Bueno. A 19,26 €.

Postres:

Tarta de chocolate: Se pidieron dos. Buena presentación acompañada con nata y sirope de chocolate. Aceptable y algo empalagosa. Porción a 5,35 €.

Tarta tatín de manzana: Se pidieron dos. Buena presentación acompañada con nata. Normalita. Porción a 5,35 €.

Zumo de naranja: Normal, sin nada que destacar. 5,35 €.

Sorbete al cava: Normal, sin nada que destacar. 5,35 €..

Sorbete de mandarina: Normal, sin nada que destacar. 5,35 €.

Cafés e infusiones:
Fueron tres descafeinados de máquina, dos cortados y tres infusiones de menta-poleo. Todos a 1,40 € cada uno.

Vino:

Dominum Quatro Pagos 2004: Vino tinto con denominación de origen Rioja de las bodegas Castillo de Maetierra. Elaborado con uvas Garnacha Tinta, Graciano y Tempranillo. Crianza de año y medio en barricas nuevas de roble francés. Estaba bueno. Se pidieron tres botellas. Cobran cada una a 19,26 €.

Servicio: Irregular. Al principio trajeron rápidamente el salmorejo y las berenjenas, incluso antes que la bebida. Posteriormente hubo discontinuidad entre platos e incluso parones entre segundos y postres, entre postres y entre estos y el café. Tomaron nota del café y luego preguntaron quien lo había pedido.

Copas: A petición, invitaron a chupitos.

Otros: La situación de la mesa junto a la puerta hacia que directamente entrara el frío de la calle al local cuando se abría siendo especialmente desagradable para los situados más cerca. En las mesas había desinfectante instantáneo para manos en envases individuales. Pusieron, sin pedirlo, mas botellas de agua de las necesarias.

Porcentajes: Del total del precio en factura de la cena, sin incluir las cañas, el 76,3% corresponde a comida y el 23,7% a bebida.

La carta y la factura: Los precios de la carta NO incluyen el I.V.A.

Comentario final: Restaurante moderno, correctamente decorado, con dos zonas de comedor, la inicialmente preparada para ello y la reutilizada. Esta última, entre la entrada y la barra, mal acondicionada térmica y lumínicamente. La comida de buena calidad, variada y bien presentada agradó en general. El servicio variable, si bien en general correcto, falla en continuidad y a veces, debido quizás a las estrecheces y situación de la mesa, en las formas. El tener más clientes en el mismo espacio puede pasar factura.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
8
7
7
5
8
9
7
6
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

7,13

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
47,98 €
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Antonio Arnáiz
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (27/11/09):
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Crítica de Metrópolis
 
 
Actualizada el 18 de junio de 2017
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image