Club Tragon   Sub head    
     
 

PAZO CORUÑA

 
Calle: Pio Baroja, 6. Zona Retiro. Madrid.
Teléfono: 91 504 44 53
Web: www.restaurantepazocoruna.es
Fecha: 25 de septiembre de 2009 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN:
Cocina gallega.
 

"Restaurante Pazo Coruña, uno de los establecimientos más reconocidos de la gastronomía gallega en Madrid. Lleva más de 30 años de tradición familiar deleitando con sus especialidades en Madrid, entre ellas su famosa e increíble merluza a la gallega. Desde 1999 se ubica en el número 6 de la calle Pío Baroja, un lugar acogedor y confortable en el centro de Madrid, donde se disfruta de su buen hacer y amor a la cocina. Ofrece un espacio renovado donde se disfruta de la cocina tradicional gallega de la más alta calidad, primando siempre por la materia prima. El Restaurante Pazo Coruña nació como un espacio donde conocer y degustar la gastronomía tradicional gallega más cuidada en el centro de Madrid. La cocina gallega es conocida por la sencillez en su elaboración, donde prima la materia prima de excelente calidad. Esa es la seña de identidad de nuestro restaurante, ofrecer raciones generosas del mejor producto y convertir la comida en una experiencia para el paladar. Todo el personal que forma parte del Restaurante Pazo Coruña, desde los cocineros que preparan nuestras más suculentas especialidades en los fogones, a los camareros que le atenderán y asesorarán para hacer más agradable su estancia entre nosotros, tiene como principal aspiración que cada uno de los clientes que nos visita salga del restaurante satisfecho con los platos y el trato recibido, por lo que cada día nos esforzamos en conseguir que nuestros clientes se sientan entre nosotros como en casa."

(Información extraída de su página web)

 
Fundado: 1999
Propietario: OMAR ARCADE S.L.
Dirección: Omar Rodriguez Ocampo
Chef:  
Jefe de sala:  
 
El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 35 €.
 
LOS COMENTARIOS DE RAÚL:

Local:

Tiene 2 plantas más una amplia terraza operativa durante varios meses al año que , en esta ocasión, no pudimos disfrutar al estar llena y haber apuntado mal la reserva ( para el sábado). En la sala había muchas mesas libres. Cenamos en una mesa redonda para 8.

Aperitivo: (s/c)

A compartir:

Zamburiñas fritas (>bien, con pan rallado. 14,02 € más IVA); Pulpo a la gallega (Algo soso pero mejora mucho al pedir sal gorda, 16 € sin IVA); Navajas de la ría (bien, 18 €); Croquetas de jamón ibérico (a mi no me supieron mal, sin embargo Ricardo opinó que las pasaron por microondas; vienen con patatas chips naturales y pimientos de Padrón, 10 €); mejillones al vapor (b).

Segundos:

Merluza a la gallega (muy bien y muy abundante, es la especialidad -o una de ellas-, viene con muchas patatas cocidas, 18 €); Chuletillas de lechazo (s/c, 17,5 €); Cogote de merluza (s/c, 22 €); Cocochas de merluza a la romana (< bien, 26,5 €, la sirven con muchas patatas y pimientos de Padrón).

Postres:

Tarta de orujo (4 €); Zumo de naranja (4 €); Sorbete de limón (3,8 €); Helado de ron con pasas (4,5 €); Piña (4 €); Cañas rellenas de crema (4,5 €).

Bebidas:

Terras Gauda 2008 (bien, uva Albariño, 21 €); Mar de Frades (muy bien, uva Albariño); Agua Cabreiroa (2,48 € más IVA); Café y menta-poleo (1,4 € más IVA).

Servicio:

Bien, sin mas

Otros:

Volvemos a encontrarnos tras varios años con nuestro amigo Antonio Muñoz ("el nene"). Los platos son muy abundantes y al pedir varias entradas pedimos 2 de merluza para 5 comensales. No avisan de que no hay jamón asado ni ostras. No pusieron el aire acondicionado.

Comentario final:

No pudimos disfrutar de la terraza -con pulverizadores de agua a modo de microclima- que está muy bien para los días calurosos. Yo la conozco y quería que la cena fuese en ella.

 
OTROS COMENTARIOS:

Cañas: A las 9:30 quedamos en la barra del restaurante. Tomamos varias cañas de cerveza, unas con alcohol a 1,7 € y otras sin a 1,6 €. Cayó también una copa de ribeiro a 1,4 €. Las tapas, de pimientos del piquillo con chistorra y patatas fritas, generosas, aunque se ahorraron algunas al no poner una por cada consumición.

Nombre: Pazo Coruña. Pazo según la R.A.E.: Casa solariega gallega, especialmente la edificada en el campo. Me imagino que el nombre querrá indicar algo así como "Casa Coruña" para informar a los comensales que es una casa típica de comidas de La Coruña.

Carta en la web: Si, con precios y algunas fotos.

Carta de vinos en la web: Si, con precios.

Entorno: Zona cercana al parque del Retiro y alejada del tráfico, aunque es difícil de aparcar.

Local: Un amplio local al que se une una gran terraza, completamente llena. En el interior dispone de una amplia barra para tapear con alguna que otra mesa. El comedor se encuentra a la izquierda. Bastante grande y en forma de ele. Las paredes, de color amarillo, dejan espacio en un lateral, a grandes ventanales enrejados. La altura elevada del techo, es aprovechada para albergar un reservado en la parte superior. Las mesas amplias, redondas y cuadrangulares, con manteles y servilletas blancos. La vajilla variopinta. Si bien se utiliza para los primeros de forma general unos platos blancos, con reborde azul y forma clásica, para los segundos, los postres y las raciones, dependen de lo pedido. Puede ser un plato o cazuela de barro, uno moderno en forma cuadrada, de madera, clásico blanco con relieve, moderno de color difuminado etc...

Comensales: Ocho. Siete de la Cofradía, Antonio Arnáiz Antonio de la Poza, Carlos, Paco, Raúl, Ricardo y Antonio Ávila. Faltó Justo.
Acompañante: Antonio Muñoz.

Pan:

En el centro, sobre una especie de panera de madera con mango, porciones cortadas de barras de pan.

Aperitivo:

Dos fuentecitas de aceitunas y mejillones a la vinagreta. Uno por cabeza. El aperitivo junto con el pan fueron 1,40 € por persona.

A compartir:

Zamburiñas fritas: Ración compuesta por una docena de zamburiñas, suficiente. Presentada en plato grande sobre recortes de lechuga. Estaban fritas con pan rallado. Fuera de carta. Muy buenas. Pedimos dos raciones a 15 € cada una.

Mejillones al vapor: Ración escasa, solo diez mejillones. Presentación normal. Servidos aun calientes, estaban buenos, pero algo insípidos. Se pidió una ración. Precio 8,5 €.

Navajas de la Ría a la plancha: Bien presentadas sobre una fuente. Diez navajas por ración. Lo suficientemente hechas para poder apreciar el sabor marinero del molusco. Muy buenas. Tomamos dos raciones a 18 € cada una.

Croquetas de jamón: Sobre un plato, acompañadas de patatas fritas inglesas y pimientos del padrón, se dejan ver las nueve croquetas. Son menudas, de sabor agradable, con pequeños tropezones de jamón y de textura algo pastosas. Se pidió una ración a 10 €.

Pulpo a la gallega: Bien presentado sobre el típico plato de madera. Ración suficiente. Algo duro y soso de sabor, debido a que no llevaba sal. Se pidió sal gorda y mejoró el gusto. Tomamos un plato a 16 €.

Segundos:

Merluza a la gallega: Es la especialidad de la casa. Viene bien presentada en una cazuela de barro, en dos grandes piezas, acompañada de bastantes patatas. Plato abundante, imposible comerlo uno solo. Se pidieron dos raciones para repartir entre cuatro y sobraron patatas. Estaba muy buena. Precio 24,50 €.

Cogote de merluza: Otro plato enorme que repartimos entre dos. El plato, bien presentado, se acompaña con patatas cocidas y tomate. Muy bueno. Los ajos fritos le dan un toque ideal. A 22 € el plato.

Chuletillas de lechazo: Sobre plato de barro, acompañadas de abundantes patatas fritas, pimientos verdes del piquillo y rojos asados, pocas chuletas. Normalitas. Ración a 17,5 €.

Cocochas de merluza a la romana: Igual presentación y guarnición que las chuletillas de lechazo. Las cocochas estaban buenas. Ración suficiente a 26,5 €.

Merluza a la vasca: Plato abundante servido en cazuela de barro. Buena. 26,30 €.

Postres:

Sorbete de limón: Normal sin nada que destacar. A 3,80 € la copa.

Zumo de naranja: Servido en copa. Normal, a 4,0 €.

Piña natural: Con una buena presentación, pre cortada en forma decorativa. Ración suficiente a 4,0 €.

Helado de ron con pasas: Dos bolas de helado de este sabor a 4,50 €.

Tarta de orujo: Porción de tarta de apariencia semejante a las tartas de yema pero con sabor a orujo. Precio 4,0 €.

Cañas rellenas de crema: Postre típico gallego consistente en una pasta de hojaldre en forma canutillo que envuelve a la crema pastelera. Buena presentación con azúcar glass espolvoreada por encima. El plato contiene tres. Postre a 4,50 €.

Cafés e infusiones:
Fueron tres descafeinados de máquina, dos cortados y tres infusiones de menta-poleo. Todos a 1,40 € cada uno.

Vinos:

Terras Gauda 2008: Vino blanco con denominación de origen Rías Baixas de la bodegas de Terras Gauda, (www.terrasgauda.com). Elaborado con uva Albariño, Caiño blanco y Loureiro. Se pidieron dos botellas. Cobran cada una a 21,00 €.

Mar de Frades 2008: Vino blanco con denominación de origen Rías Baixas, de las bodegas Mar de Frades (www.mardefrades.es). Elaborado con uvas Albariño. Muy bueno. Nos bebimos dos botellas, a 22,00 € cada una.

Servicio: Atento y agradable. Nos aconsejaron bien. Hubo un pequeño retardo entre los mejillones y las navajas. Cambiaron los platos por otros calientes, para que no se enfriara la comida, entre las navajas y las croquetas.

Copas: Invitaron a chupitos, dejaron dos frascas, una de pacharan y otra de licor de hierbas.

Otros: Hacía calor en el local y no tenían el aire acondicionado encendido.

Porcentajes: Del total del precio en factura de la cena, sin incluir las cañas, el 71,1% corresponde a comida y el 28,9% a bebida.

La carta y la factura: Los precios incluyen el I.V.A. En la carta figuran con el I.V.A. incluido mientras que en la factura está desglosado.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
AMu
7
8
7
8
-
9
8
8
8
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

7,88

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
45,75 €
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Raúl
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (25/09/09):
 
 
Actualizada el 9 de junio de 2017
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image