Club Tragon   Sub head    
     
 

LA GIRALDA IV

 
Calle: Claudio Coello, 24. Zona Salamanca. Madrid.
Teléfono: 91 576 40 69
Web: www.restauranteslagiralda.com
Fecha: 20 de diciembre de 2008 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN:
Cocina andaluza.
 

"La Giralda, sigue creciendo y en año 1994, abre sus puertas La Giralda Claudio Coello. Local situado en el barrio de Salamanca, en la llamada “milla de oro”. Podríamos decir que en esta Giralda se funden las otras dos. Local muy amplio y con una decoración Andalusí. A la entrada del restaurante nos encontramos con una zona propicia para tapear, en la que está la barra y las cubas, donde uno se puede sentar y disfrutar de nuestra amplia carta de tapas raciones. A continuación nos encontramos con el salón principal, con capacidad para noventa comensales. Y subiendo las escaleras, llegamos a un salón donde ofrecemos la posibilidad de hacer saloncitos privados, ideales para comidas de empresa o reuniones familiares. Nuestra carta es muy amplia, en ella podemos encontrar entradas tan apetitosas como Salmorejo Cordobés, huevos rotos c/jamón o ensalada de ventresca; entre los segundos tenemos pescados a la plancha o al horno y de carne, rabo de toro o nuestro steak-tartar. Para terminar, nuestros postres caseros o los famosos piononos de Santa Fe."

(Información extraída de su página web)

 
Fundado: 1996
Propietario: ESPAGER S.A.
Dirección: Carmelo Espinosa
Chef: Francisco Espinosa Arias
Jefe de sala: Germán Espinosa Arias
Sumiller: María Espinosa Arias
 
El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 40 €.
 
LOS COMENTARIOS DE RAÚL:

Local:

Muy amplio, decorado al estilo andaluz. Dispone de barra y mesas de picoteo.

Aperitivo:

Ensaladilla rusa a 2,1 € (b); Chistorra en salsa de tomate (b).

A compartir:

Tortilla de camarones (2,6 €/ud ,b); Salmorejo cordobés (10,6 €, >b).

Segundos:

Salmonetes (14,1 €, mb); Salteado de alcachofas naturales con almejas (18,9 €, s/c); Cogote de lubina al horno (20,8 €, s/c); Rodaballo al horno (32,5 €, mb)

Postres:

No pedimos.

Vino:

Marqués de Cáceres Rva 2003 (b, 26,15 €)

Servicio:

Bien sin mas. No preguntan si el vino que pides es crianza o reserva.

Otros:

Ponen turrón gratis. Carta muy amplia.

Comentario final:

Se come bien y presenta una gran variedad de alternativas, además de poder hacer toda la comida/cena a base de picoteo: pescadito frito, etc...

 
OTROS COMENTARIOS:

Cañas: Las tomamos en la mesa. Tres cañas por 7,35 € y un fino a 2,75 €. De tapa se asume el aperitivo.

Nombre: Giralda (de girar). Según el diccionario de RAE: Veleta de torre, cuando tiene figura humana o de animal. En Sevilla, sobre el antiguo alminar de la mezquita almohade del siglo XII, se construyó el campanario de la catedral y sobre este, como colofón, una giralda de bronce de 4 metros de altura llamada popularmente el giraldillo. Hoy día se le llama giralda a toda la torre y es el símbolo de Sevilla.

Carta en la web: Si, con precios.

Carta de vinos en la web: No.

Historia: "La Giralda, tiene sus restaurantes en dos de los barrios mas emblemáticos de Madrid, el barrio de Chamberí y el barrio de Salamanca. Durante 30 años, la filosofía que ha regido los pasos de nuestros restaurantes ha sido: hospitalidad, buen servicio y buena cocina. Cuando uno entra en La Giralda, se encuentra con un ambiente típico andaluz, tanto por su decoración de azulejos, forja y cuadros taurinos, como por su cocina, salmorejo, pescaito frito y rabo de toro, entre otros platos típicos andaluces. La Giralda cada día abre sus puertas con la misma ilusión y ganas de hacer bien las cosas, que el primer día lo hicieron sus fundadores, un almeriense, Carmelo Espinosa y una madrileña Mª Luisa Arias que junto con sus cuatros hijos y todo el equipo de La Giralda, hacen posible que nuestra clientela pueda disfrutar del buen yantar." (Información extraída de su página web).

Local: Tras pasar un pequeño zaguán, donde se muestra la carta sobre un atril, se accede al bar, amplio y con una gran barra. A la izquierda, atravesando un cortinaje, se entra en un primer salón y mas allá, separado por rejería, se llega al comedor principal. Allí nos situaron. Dispone también de otras salas en la planta superior. La decoración es de estilo morisco. La parte baja de las paredes está decorada por un zócalo de azulejos, con arabescos en tonos cobrizos y blancos, de poco más de un metro de altura. La zona superior es de color beige y simula una serie de arcos lobulados en relieve hechos de yesería. Bajo cada uno de ellos se encuentra, alternativamente, una lámpara plateada con facetas acristaladas al estilo andaluz y cuadros de bodegones y paisajes urbanos. Las sillas, de madera y mimbre, llevan un cojín de color beige. La mesa, redonda, es suficiente para los cuatro. El mantel y servilletas blancos. La vajilla moderna de de distinta procedencia. Ponen copas de distinto tamaño para el vino y el agua.

Comensales: Cuatro, de la Cofradía Raúl y Antonio Avila. Faltaron Antonio Arnáiz, Antonio de la Poza, Carlos, Paco, Justo y Ricardo.
Acompañantes: Al ser cena de Navidad, nuestras esposas.

Pan y aperitivo:

También llamado en la factura "cubierto" y que supone 2,10 € por persona. Consistía de dos pequeños platillos. Uno, con forma de plato hondo contenía una cucharadita de ensaladilla rusa. El otro se asemejaba a un mejillón y portaba chistorra. Nada que destacar.

A compartir:

Tortilla de camarones: Plato típico sevillano compuesto básicamente por una pasta a base de camarones, harina y agua que, una vez fritos, se presenta en forma de de tortilla crujiente. 2,60 € la unidad. Estaban bien, aunque no se percibía el sabor de los camarones.

Salmorejo: Presentado en plato hondo con dos rodajitas de huevo duro, picaduras de jamón y chorrete de aceite por encima. Buena presentación. La textura suave denota haber sido tamizado previamente a servirlo. Sabor agradable dejando notar el vinagre. 10,60 €. Este plato, típico del sur de Andalucía es llamado Salmorejo en Córdoba y Porra Antequerana en Antequera, donde se atribuyen su origen.

Segundos:

Salteado de alcachofas naturales con almejas: Buenas, aunque no estábamos seguro si las alcachofas eran, o no, de bote. Cuando lo preguntamos nos dijeron que eran naturales, pero... ¿a caso hay alcachofas artificiales?. Las cobran a 18,90 €

Rodaballo al horno: Plato fuera de carta. Dos piezas acompañadas de patatas. Bien presentado, de buen sabor y agradable al paladar. 32,50 €

Salmonetes fritos: En comparación con otros platos, escaso. Presentación sencilla, a modo de media ración de barra. Buenos. 14,10 €.

Cogote de lubina salvaje: Ofrecieron este plato al no quedar cogote de merluza. Buena presentación, abundante. Muy bueno y fresco. Recomendable. 28,80 €.

Postres:

No tomamos.

Cafés e infusiones:
Se tomaron tres cafés a 2,50 € cada uno y una infusión a 2,20 €. Nos pusieron un platito con turrón y mazapán.

Vino:

Marqués de Riscal 2003: Tinto reserva con la denominación de origen Rioja, de las bodegas Elciego, Álava (Herederos del Marqués de Riscal). Me gustó, no llegamos a bebernos una botella a 26,15 €. El vino que pedimos fue Marqués de Riscal, pero no reserva, una vez servido nos dimos cuenta del error.

Servicio: Correcto.

Copas: No nos ofrecieron chupitos.

Otros: Cena de Navidad con nuestras esposas. Al ser temporada vacacional y de celebraciones es difícil poder coincidir, algunos miembros del club salen fuera o tienen otros compromisos, por lo que solo asistimos dos con nuestras esposas.

Porcentajes: Del total del precio en factura de la cena, sin incluir las cañas, el 75,6% corresponde a comida y el 24,4% a bebida.

La carta y la factura: Los precios incluyen el I.V.A.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Pac
Rau
Ric
7
-
-
-
-
-
8
-
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

7,5

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
39,16 €
ACTUALIZADO:
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Raúl.
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta (20/12/08):
 
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Crítica de metrópoli
 
 
Actualizada el 9 de junio de 2017
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 

Image