Club Tragon   Sub head    
 
 
HISTÓRICO
 
Cenas del año 2018
Cenas del año 2017
Cenas del año 2016
Cenas del año 2015
Cenas del año 2014
Cenas del año 2013
Cenas del año 2012
Cenas del año 2011
Cenas del año 2010
Cenas del año 2009
Cenas del año 2008
Cenas del año 2007
Cenas del año 2006
Cenas del año 2005
Cenas del año 2004
Cenas del año 2003
Cenas del año 2002
Cenas del año 2001
Cenas del año 2000
Cenas del año 1999
Cenas del año 1998
Cenas del año 1997
Cenas del año 1996
Cenas del año 1995
Cenas del año 1994
Cenas del año 1993
Cenas del año 1992
Cenas del año 1991
Cenas de años anteriores
 
LA ÚLTIMA CENA EN.....
 

RÍAS BAJAS

 
Calle: Alusante, 11. Zona Tetuán. Madrid.
Teléfono: 91 413 49 65
Web: www.restauranteriasbajas.com
Fecha: 25 de mayo de 2018 CENA:
 
 
PRESENTACIÓN:
Cocina gallega. Carnes rojas a la piedra.
 

"En 1979, `RÍAS BAJAS´ fue el primer restaurante de España en servir carne a la piedra. Desde entonces es nuestra especialidad y, gracias a ella, somos reconocidos. Nos esforzamos por conseguir materias primas de primera calidad, localizando las mejores carnes del norte de España, acercándolas a su mesa. Esperamos que lo disfruten. Traemos cada día los mejores pescados y mariscos de la lonja, seleccionando los productos que mejor encajan con nuestra oferta. Además de éstos, solemos tener algunas opciones fuera de carta. Pregunte a nuestro personal y les indicarán cuales son."

(Información extraída de su página web)

 
Fundado: 29 de enero de 1979
Propietario: Dolores Hernández Ayala
Dirección  
Chef:  
Jefe de sala:  
Sumiller:  
Interiorismo:  
El precio medio estimado por persona en la fecha de la cena es de 40,00 €.
 
COMENTARIOS:

Entorno: En la zona norte de Cartagena, en una bocacalle cercana a Clara del Rey. Como es difícil aparcar en la zona, el restaurante ofrece un parking concertado durante dos horas.

Las cañas: Las tomamos en la barra y en la mesa del restaurante. Fueron cuatro copas de cerveza, a 3,50 € cada una y dos tercios de Estrella Galicia 1906 a 4,00 €. Nos pusieron de aperitivo un bol de aceitunas y un platito con taquitos de queso.

Nombre: Rías Bajas. Hace referencia a la zona litoral de Galicia y por tanto nos indica el tipo de comida que nos van a ofrecer.

Carta en la web: Si, con precios con el I.V.A. incluido y con fotos en la galería.

Carta de vinos en la web: Si, con precios con I.V.A.

Local: La fachada, que hace esquina entre la calle Alusante y la de Puenteareas, tiene en la parte inferior un zócalo a media altura hecho con piedras y la superior está pintada con gotelé blanco. Las puertas y ventanas están protegidas por rejas que le da un aspecto clásico popular. Un toldo negro con el nombre del restaurante abarca todo el exterior. Se entra por un pequeño hall y a la izquierda está la puerta de acceso al local. Frente a ella nos encontramos con una pequeña barra de bar donde tomamos los aperitivos. Si giramos a la derecha se encuentra el salón constituido por diversos espacios separados por tabiques de mampostería, paneles de madera, etc.. Tiene una capacidad para unas ciento veinte personas. Nos iban a situar en una mesa redonda pero, al ser menos de los esperados, nos ofrecieron una rectangular más interior. El tamaño era el adecuado y la separación con las demás correcta. El local está decorado de forma rústica. Las paredes son de dos tipos, unas tienen un zócalo de madera de más de metro de altura y otras presentan en su lugar una zona de piedra vista semejante a la del exterior. El resto del lienzo está pintado de blanco al gotelé y decorado con botelleros, cuadros y algún perchero en forma de yugo. El mobiliario para el servicio también es de madera, al igual que las mesas y sillas. Estas últimas tienen el asiento de mimbre y llevan un cojín encima para hacerlas cómodas. La iluminación es correcta, aunque mejorable. Se consigue con lámparas que cuelgan del techo y algún aplique en la pared. El suelo es de barro cocido con yagas oscuras y el techo blanco. Los manteles y las servilletas también del mismo color. La vajilla de loza blanca clásica, salvo para el postre o algunos platos específicos. La cubertería corriente. Copas para agua y vino. Local casi lleno.

Comensales: Cinco. Raúl, Antonio Arnáiz, Ricardo, Antonio de la Poza y Antonio Ávila. Faltó Carlos y Justo.

Pan: Ponen unas paneras metálicas con bollos de pan y picos de aceite. Bueno. Junto con el aperitivo lo cobran a 2,00 €. No lo incluyen en los platos con descuento.

Aperitivo:

Paté de ave: Lo sirven en un plato llano. Es una lámina fina de paté decorada con semillas de ajonjolí de varios colores por encima. Normal, sin nada que destacar.

Entrantes:

Pulpo a'feira con cachelos: Lo traen en su plato de madera típico. Sobre las patatas se presenta el pulpo cortado en rodajas y con algunos extremos de patas. Está espolvoreado con pimentón dulce, sal gorda y bañado por aceite de oliva. Plato escaso en pulpo y de perfil medio. Se pidió una ración a 22,00 €, con el descuento sale a 13,20 €. Hay una discrepancia entre lo uq pone la carta, 24,00 € y lo que cobran en la factura, 22,00 €.

Gambas fritas con ali oli: Las presentan en una cazuela de barro semejante a las usadas para las gambas al ajillo. Las gambas, de pequeño tamaño, peladas y fritas, ocupan la mayor parte del recipiente. En un lado lleva unas cucharadas de salsa ali oli casera. Las gambas parecen congeladas pero estaban buenas. Curioso el toque del ali oli que sorprendió. Se pidió una ración a 22,00 €, con el descuento se quedan en 13,20 €.

Croquetas caseras con jamón ibérico: Vienen en una fuente blanca. Son ocho croquetas con una pequeña loncha de jamón por encima. Estaban entre normalitas y buenas. Les sobraba aceite. El jamón bueno. Se pidió una ración a 16,00 €, que con el descuento sale a 9,80 €. Cada croqueta son 2,00 € o 1,20 € con el descuento.

Principales:

Merluza de pincho a la gallega: Lo sirven en una cazuela de barro. En el fondo va una cama de patatas gallegas y sobre ellas la merluza hervida con cebolla y laurel. Lo normal es que sea una rodaja pero ponen una pequeña porción del lomo. Por encima vierten el aceite, la ajada y el pimentón. No gustó, mas bien fue mediocre. Se tomó una a 24,00 € que con el descuento sale a 14,40 €.

Lubina de estero (o estuario) a la espalda: Lo traen en una fuente. A un lado media lubina al horno. Por encima un poco de salsa de ajos, cebolla y aceite. Se acompaña con patatas panadera y un poco de limón. Normal. Se pidió un plato a 24,00 €, con el descuento sale a 14,40 €.

Lomo a la piedra 1/2 Kg: La carne la traen cruda en una fuente con un poco de sal gorda por encima. Ponen en la mesa una piedra, que parece de mármol, sobre unas maderas. La piedra está caliente y se usa como plancha para que cada uno se la haga la carne a su gusto. Se acompaña con cuatro botes de salsa de tomate, mahonesa, queso y mostaza que, en realidad, sobran. También ponen un plato de patatas panadera por el que cobran 6,50 €, 3,90 € con el descuento. La carne estaba buena. Se pidió medio kilo por 30,00 €, con el descuento sale a 18,00 €.

Postres:

Tarta de Santiago: La sirven en un plato llano blanco. Son dos porciones del tradicional postre gallego de almendras. Normalita. Se pidió una a 6,50 €, que con el descuento sale a 3,90 €.

Tarta de manzana: La sirven en una fuente rectangular. A un lado ponen un vasito con nata líquida para rociarla por encima. Lleva azúcar glass por encima. No gustó. Se pidió un plato a 6,50 €, que sale a 3,90 € con el descuento.

Helado de vainilla y leche merengada: Traen dos bolas en un bol con forma cuadrada. Van acompañados por sendos barquillos comerciales. Sobre el helado de leche merengada un poco de canela y sobre el de vainilla galleta desmigada. Este último estaba bueno y el otro normal. Se pidió un postre a 5,50 €, que sale a 3,30 € con el descuento.

Filloas de chocolate blanco: Lo traen en una pequeña fuente blanca. En realidad debería llamarse filloa, ya que el postre consiste en una sola filloa parecida, en forma, a una tortilla francesa. Está rellena de un poco de crema, que ni se aprecia al comerla, sobre la que se añade una salsa, en este caso chocolate blanco. Estaba buena, el chocolate no tanto. Se pidieron dos postres, cada unao de ellos a 7,00 €. Con el descuento salen a 4,20 €.

Cafés e infusiones:

Se pidió un café cortado, uno descafeinado de sobre y una infusión de menta poleo. Cada bebida sale a 2,50 €.

Vinos:

Martín Códax 20167: Vino blanco con denominación de origen Rías Baixas. De las bodegas de Martín Códax, (www.martincodax.com). Está elaborado con uvas Albariño. Bueno. Pedimos tres botellas. El precio en la carta es de 19,00 €. El precio aproximado de venta al público en una tienda es de 10,00 € la botella, por lo que el restaurante lo vende casi al doble que el precio de venta en un comercio.

Copas: Invitaron a una típica queimada.

Servicio: Correcto. Los camareros van uniformados de negro.

Descuentos: Al reservar por "eltendor", se aplicó un 40% de descuento sobre la comida. Nos hemos ahorrado 70,80 € en la cena o lo que es lo mismo 14,16 € por persona.

Porcentajes: Del total del precio en factura de la cena, sin incluir las cañas ni las copas, el 63,0% corresponde a la comida y el 37,0% a la bebida.

La carta y la factura: Ambas contienen los precios con el I.V.A incluido.

Comentario final: Restaurante con comedor amplio y carta reducida de productos clásicos gallegos. El plato más valorado, sin destacar, fue la carne a la piedra. El resto no llegan a despuntar. El servicio correcto. El precio por persona, incluido el descuento, fue de 36,89 €. Sin el descuento sería de 51,05 €, alto para lo que se ha comido. El restaurante está casi lleno.

 
Antonio Ávila .
 
 
PUNTUACIONES:
 
AAv
AAr
APo
Car
Jus
Rau
Ric
6
6
6
-
-
6
6
 
PUNTUACIÓN MEDIA:

6,00

 
 
PRECIOS DE LA CENA POR PERSONA:
 
LA NOCHE DE LA CENA:
36,89 €
 
En el precio no se incluyen cañas ni copas.
 
Reservó Antonio de la Poza.
 
Ver factura
Ver tarjeta
 
La carta, extraida de su página web (25/05/2018) :
 
OTROS ENLACES DE INTERES:
Crítica de metrópoli
 
 
Actualizada el 24 de junio de 2018
 
Notas: Las puntuaciones y comentarios que se expresan en esta web son referentes a las cenas y a las circunstancias concretas que concurren en cada una de ellas. No se juzga ni puntúa al restaurante.
 
 

 

 

 
 
VISITA Nº